McConnell hace señal a los candidatos al senado republicano: distancia de Trump si es necesario

McConnell hace señal a los candidatos al senado republicano: distancia de Trump si es necesario

En las últimas semanas, el líder de la mayoría del Senado se ha mostrado tan preocupado porque los republicanos pierdan el control del Senado que ha señalado a los senadores GOP vulnerables en carreras duras que podrían distanciarse del presidente si creen que es necesario, según varios republicanos mayores. incluida una fuente cercana a McConnell.

Si bien esto puede dar a algunos senadores la flexibilidad de distinguir entre ellos y el presidente, también los obliga a caminar adelante. Trump sigue siendo muy popular entre la base republicana y cualquier intento de despreciarlo corre el riesgo de enajenar estos electores.

«Estos senadores vulnerables no pueden permitirse repudiar explícitamente Trump», dijo un republicano superior a Capitol Hill. «Sólo necesitan demostrar que son independientes en cuestiones importantes a sus estados».

Sin embargo, Trump sigue dando maneras a los senadores de GOP para facilitar su escapada con él.

El asalto sostenido del presidente a las votaciones por correo electrónico no tiene aliados del GOP. Y su sugerencia, el jueves por la mañana para retrasar las elecciones, provocó reiteradas retribuciones de muchos republicanos más importantes, entre los que había varios senadores para la reelección, así como McConnell.
«Nunca en la historia del país, a través de las guerras, las depresiones y la Guerra Civil, no hemos tenido nunca unas elecciones programadas federalmente a tiempo. Encontraremos la manera de hacerlo de nuevo este 3 de noviembre», dijo el líder mayoritario. dijo en una entrevista con WNKY.

Matemáticas del senado

Los republicanos tienen actualmente una mayoría de tres asientos y al menos seis senadores que se enfrentan a serios desafíos demócratas. Los republicanos seniors aseguran que los más vulnerables son Sin Martha McSally de Arizona, Thom Tillis de Carolina del Norte y Cory Gardner de Colorado. A pesar de las encuestas que muestran una fuerte carrera en Maine, las últimas semanas fuentes del GOP han parecido más optimistas respecto a la senadora Susan Collins, una larga meta de demócratas y grupos de interés liberal.

Los señores Joni Ernst de Iowa y Steve Daines de Montana también preocupan. Si bien algunos republicanos creen que los dos están en buena forma, otras fuentes del GOP aseguran a CNN que las carreras son extremadamente ajustadas y que la fortuna de los dos candidatos en última instancia puede depender de cómo haga Trump el día de las elecciones los dos estados . El senior republicano Capitol Hill incluso manifestó precaución sobre el senador Dan Sullivan, el primer mandatario republicano de Alaska que de otro modo se pensaba que era relativamente seguro.

Con el candidato republicano Tommy Tuberville que esperará la derrota del senador demócrata de Alabama, Doug Jones, en noviembre, McConnell puede permitirse perder hasta tres de estos asientos en peligro de extinción y mantener una mayoría más exigua.

Pero la importancia de una derrota limpia por POP. Incluso si pierden el control de la mayoría, los republicanos del Senado pueden ejercer de manera efectiva la defensa contra la legislación democrática con una minoría bastante grande y un puñado de defensores democráticos moderados. Pero si las pérdidas de GOP en el Senado son demasiado grandes, su capacidad de utilizar el filibustero para forzar un voto de supermajoritat proceder a la legislación quedará sin sentido.

Tres gráficos que muestran como los republicanos están perdiendo la posibilidad de mantener el Senado

«Incluso si perdemos la mayoría, es importante que tengamos 49 escaños», dijo el máximo republicano en la colina. «Si tenemos 45, no podemos parar (con) el filibustero. Todos los asientos cuentan.»

Y la trayectoria de la carrera presidencial – Joe Biden lidera Trump por 14 puntos nacionalmente al sondeo CNN más reciente – y la persistencia de la pandemia de coronavirus han hecho que el proyecto de protección del margen del POP sea aún más urgente.

«Los principales donantes del GOP están reconduciendo dinero a las carreras del Senado», dijo Fred Zeidman, un donante republicano de Texas. «El Senado es el cortafuegos. Debemos asegurarnos de que mantenemos el Senado, independientemente de quién sea elegido presidente».

Primeros signos de distancia

Hay algunos signos que los republicanos ya empiezan a diferenciarse de maneras sutiles de Trump. Públicamente, McConnell ha adoptado y promovido el desgaste de máscaras «Único más importante» la gente puede hacerlo: días y semanas antes de que finalmente Trump piara su apoyo para llevar mascarilla. Un nuevo anuncio de Collins muestra una foto rodeada de compañeros demócratas mientras afirma que es «bipartidista» y «efectiva» para Maine, mientras que Gardner enfatizó su buena conservación ambiental.
El senador estadounidense Cory Gardner habla durante la primera jornada del juez Neil Gorsuch & # 39; s audiencia de confirmación de la Corte Suprema ante el Comité Judicial del Senado.

«Están siendo elegidos para representar un estado, por lo que deberían tener la libertad de representar a las personas que los votan», dijo Zeidman. «Y si eso significa adoptar posiciones que no estén totalmente aprobadas ni coherentes con la Casa Blanca, de esto se trata de una democracia».

Reelegir como republicano en 2020, sin embargo, se trata principalmente de cambiar el tema de Trump y su respuesta a la pandemia.

Los senadores del POP en peligro de extinción han querido exponer sus propios actos positivos, desde líneas de mando individuales en el primer proyecto de ley de estímulo económico pandémico hasta esfuerzos adicionales para resolver problemas de pruebas a sus países de origen . La campaña de Tillis apuntaba una carta que el republicano de Carolina del Norte escribió el vicepresidente Mike Pence en marzo pidiendo más pruebas de coronavirus. Y en su primer anuncio de campaña de este año, Gardner destacó noticias locales sobre sus logros esfuerzos para importar máscaras y kits de pruebas Covidien desde Asia oriental hasta Colorado.

La semana pasada Gardner se unió a tres de sus colegas en carreras duras – Tillis, Collins y McSally – para fichar una carta pública animando a McConnell a incluir el gasto en proyectos de energía limpia en la última ronda de gastos de estímulo.

Liam Donovan, estratega republicano, dijo que este tipo de negociación por parte de los senadores del POP en peligro de extinción en el proyecto de ley de estímulo «te cuenta todo lo que tienes que saber» sobre el estado de las elecciones y la expectativa de que Trump se dirija a la derrota.

«Los miembros vulnerables necesitan desesperadamente algo para hacerse mientras sus ambiciosos colegas en asientos seguros escriben en 2020 y piensan en cómo se verá lo que hacen y dicen ahora en 2024», dijo Donovan.

Atrapado en un vínculo

Sin embargo, la mayoría de los candidatos republicanos en el Senado se adhieren estrechamente al presidente. Es poco probable que los candidatos a McConnell o el Senado republicano rechacen directamente Trump, aunque el presidente continúe haciendo el seguimiento de Biden. Por muy tóxico que sea con moderados suburbanos, la marca Trump sigue siendo una conexión clave para los senadores del GOP con la base del partido. La semana pasada, por ejemplo, Apareció Gardner junto a la hija presidencial y el consejero de la Casa Blanca, Ivanka Trump, en un acto oficial sobre el cuidado de los niños en Colorado.

Para otros candidatos, la distancia entre ellos y Trump ni siquiera es una opción. Los operadores republicanos aseguran que en lugares como Carolina del Norte y Arizona, el destino de los senadores GOP que haya estará ligado irrevocablemente a Trump.

Esto hace que los senadores de la GOP se pongan en peligro en un dilema. Los republicanos no tienen mucho incentivos a romper con el presidente y a arriesgarse a perder el apoyo de su base, que forma una parte crítica de la coalición GOP. Pero, contrastando con el presidente, como mínimo con Covidien, se nos abre la puerta a ganar los electores que votarán contra Trump y se opondrán contrario a los aliados negativos del presidente.

McSally, que gana su rival demócrata Mark Kelly a casi todas las encuestas recientes, se encuentra atrapado en este vínculo.

Una reciente encuesta del CNN sobre los votantes registrados en Arizona El 60% desaprobó el manejo de Trump del coronavirus, lo que sugirió que podría haber una apertura para criticar al presidente o, cuando menos, distinguirse de él. Pero el camino de la victoria de McSally requiere que todos los votantes de Trump echan también la palanca. Cualquier distancia que McSally intenta poner entre ella y Trump arriesga a empeorar las cosas. Varias fuentes republicanas dijeron a CNN que creen que McSally es el más vulnerable y es probable que se pierda.

Las campañas de McSally y Tillis aseguran que su objetivo será centrar el contraste entre ellos y sus oponentes demócratas sobre qué partido estará mejor posicionado para reestimar la economía. Pero su enfoque general es fuera de Trump, una fuerte indicación de que no se puede ganar mucho más de una asociación con el presidente.

Siga el dinero

El dinero republicanos también pueden empezar a gravitar mucho en la cara del senado del registro. En junio, los megadonors del GOP, Sheldon y Miriam Adelson, hicieron una donación de 25 millones de dólares al Fondo de Liderazgo del Senado de McConnell, que dieron el supermercado PAC 97 millones de dólares en el banco al final del segundo trimestre. (Durante el mismo periodo, la contrapartida demócrata de SLF, Senado Majority PAC, recaudó 30 millones de dólares y a finales de junio tenía 87 millones de dólares en efectivo.)

Mientras tanto, el Comité Senatorial Nacional Republicano ha gastado durante el primer semestre del año entre 4 y 6 millones de dólares en Carolina del Norte, Colorado y Iowa, mientras que gastar un poco más de 3,5 millones de dólares en ese mismo tiempo en Maine (donde había fuera de los súper PAC a ambas partes han gastado mucho) y en Arizona.

Se trata de lugares donde los SuperPAC de las dos partes han priorizado su gasto en las últimas semanas. Según Kantar Media, el gasto en anuncios de televisión y anuncios digitales para carreras del Senado durante el mes de julio fue la más elevada en Carolina del Norte, Iowa y Colorado (junto con Kansas, que tiene un senado GOP competitivo al agosto).

Hay algunos en Washington que se preocupan menos de las circunstancias del GOP. Scott Reed, el veterano estratega republicano que dirige el brazo político de la Cámara de Comercio, sonó una nota esperanzadora sobre la capacidad para senadores del GOP del primer mandato, como Gardner y Tillis, de cerrar el acuerdo de reelección.

«La carrera presidencial se endurecerá y esta clase del Senado de 2014 es nítida, fuerte y con buena ventaja a la victoria», dijo Reed, que se hizo eco de otros republicanos en proporcionar a Collins el mejor disparo de los cuatro senadores del GOP vulnerables de ganar la reelección.

Un republicano superior que habló con CNN estaba más preocupado por donde Trump ha puesto el partido menos de 100 días antes de las elecciones. «¿Dónde podemos jugar a ofensas? Zero lugares», dijo este republicano. «Donde juega a la defensa? Todos los lugares donde no debería preocuparse.»

David Wright de la CNN contribuyó a esta historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *