Pompeo insiste en el desarme "completo" de Corea del Norte

Compartir

"No más, duerman tranquilos esta noche", subrayó el mandatario estadunidense en su cuenta personal en la plataforma de Twitter.

Pompeo también aseguró en la rueda de prensa que no se relajarán las sanciones sobre Corea del Norte antes de alcanzar la mencionada "completa desnuclearización" y que Kim "entiende la urgencia" que requiere un proceso que, aseguró, se implementará de manera "secuencial y con condiciones".

"Déjenme que les diga que 'completo' significa verificable para todos los que están involucrados", precisó Pompeo, en alusión al comunicado final de la cumbre.

Hoy, Trump y Kim acordaron igualmente avanzar hacia la desnuclearización de la península de Corea.

Según Rodman, en el pasado Kim Jong-un le entregó personalmente un mensaje para Barack Obama cuando todavía era presidente, y declara que no hicieron ni por recibirlo en la Casa Blanca, algo que le entristeció.

"Corea del Norte no prometió nada más de lo que promete desde hace 25 años", comentó Vipin Narang, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). "Ya no hay amenaza nuclear de parte de Corea del Norte", indicó.

En Seúl, el secretario de Estado respondió al escepticismo afirmando que Estados Unidos prevé un próximo desarme.

La cumbre histórica entre Kim Jong-un y Donald Trump supuso un "giro radical" en las relaciones entre los dos países, consideró la agencia de noticias norcoreana.

En todo caso, Pyongyang tiene motivos para sentirse confiado después de la cumbre, que le dio cierta legitimidad internacional a un país aislado y objeto de duras sanciones a consecuencia de su programa nuclear.

La cumbre de Singapur fue el resultado de unas intensas actividades diplomáticas que empezaron después de que Kim declarase a principios de este año que quería reunirse con Trump.

El presidente de Estados Unidos dijo que Kim y otros miembros de alto rango de la delegación de Corea del Norte se ubicaron alrededor de un iPad para mirar el video, que parecía más inclinado a la exageración de Hollywood que al cauto lenguaje de la diplomacia.

En el Capitolio de Washington, los legisladores expresaron preocupación respecto a la anulación de las operaciones militares conjuntas con Corea del Sur, ya que sostienen que gracias a esos ejercicios militares se ha evitado por décadas que Corea del Norte ataque a la nación con la que comparte territorio en la península coreana. "Vamos a acabar con los juegos de guerra, lo que nos ahorrará una enorme cantidad de dinero".

Compartir