Cierra Pepsi en Tierra Caliente por presiones de la delincuencia

Compartir

Álvaro Burgos Barrera, secretario de Desarrollo Económico de Guerrero, dijo que buscan a los representantes de la empresa PepsiCo y de la embotelladora Grupo Gepp para evitar el cierre definitivo de la planta que está en Ciudad Altamirano.

La empresa Pepsico México cerró sus instalaciones ubicadas en Ciudad Altamirano, municipio de Pugarabato, Guerrero y suspendió sus operaciones en la región de Tierra Caliente en la entidad debido a la inseguridad que se vive en la zona.

De acuerdo con información difundida por el portal noticioso local Bajo Palabra, el cierre de la empresa multinacional, que tenía más de 40 años establecida en Ciudad Altamirano, se dio por la presión de grupos delictivos que a partir del 29 de mayo empezaron a pedir con mayor insistencia el pago de derecho de piso a los encargados de la refresquera.

A través de redes sociales, se alertó desde la semana pasada que la Pepsi dejaría de surtir refrescos a tiendas de la Tierra Caliente.

Al preguntarle cuándo van a regresar, respondió: "Nunca (...) quizá en unos 10 años".

También afirmó que los tres niveles de gobierno saben perfectamente la situación de la empresa refresquera "y nunca hicieron nada", incluso "un alto funcionario federal conocía lo que estaba pasando".

En casi tres meses es la segunda empresa refresquera que cierra sus puertas en este municipio de la Tierra Caliente donde grupos de la delincuencia organizada se disputan el control de esta zona.

Compartir