Trump afirma que la desnuclearización norcoreana empezará "muy pronto"

Compartir

Donald Trump y Kim Jong Un se dieron este martes un histórico apretón de manos, el primero entre un presidente estadounidense activo y un líder norcoreano.

António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), calificó como un "hito importante" la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte, asimismo pidió a todo el mundo apoyo a los acuerdos alcanzados entre los dos países.

El acuerdo comienza constatando que tanto Trump como Kim "llevaron a cabo un exhaustivo intercambio de opiniones, largo, detallado y sincero" sobre los temas alrededor de los que deberá pivotar la nueva relación entre ellos para "la construcción de un ambiente de paz duradera y sólida" en la península coreana. Ambos líderes se comprometieron a "completar la desnuclearización de la península de Corea" en la declaración conjunta que han firmado este martes.

La declaración conjunta fue breve y no dio muchos detalles y se desconoce si durante las horas en que ambas delegaciones estuvieron reunidas se acordaron pasos concretos o un cronograma de trabajo. "Vamos a ocuparnos de un problema muy grande y muy peligroso para el mundo", recalcó Trump.

Corea del Norte se ha comprometido a desnuclearizarse mientras que EEUU ha ofrecido al régimen de Pyongyang "garantías de seguridad", según recoge el acuerdo firmado hoy en Singapur durante la histórica cumbre bilateral.

"Las sanciones se levantarán cuando estemos seguros de que las armas nucleares ya no son efectivas", dijo Trump durante una rueda de prensa posterior a su cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un, en la que Pyongyang se comprometió a su desnuclearización.

"No sabemos con qué tipo de persona está negociando el líder norcoreano".

Durante un paseo después del almuerzo a través de los jardines del hotel donde se celebró la cumbre, Trump dijo que la cumbre había sido "mejor de lo que cualquiera podría haber esperado". Ambos caminaron hacia la limusina presidencial estadounidense, apodada "la bestia".

Trump fue visto hablando y gesticulando antes de que un agente del Servicio Secreto abrió la puerta para dejar que los mandatarios echasen un vistazo dentro. "Va a ser una gran discusión y, creo, un gran éxito".

"Tendremos una relación fantástica, no tengo ninguna duda", dijo Trump, sonriendo junto a Kim, antes de esa reunión.

Compartir