Su hija de 5 sufrió una parálisis: el cabello reveló la verdad

Compartir

A través de Facebook, Jessica Griffin narró el terrible episodio que vivió con su hija Kailyn, de sólo cinco años de edad, quien sufrió una extraña y repentina parálisis. Una y otra vez. Jessica Griffin no comprendía que le pasaba a su hija. La escuchó hablar y también mostró dificultades. ¿Qué ocurría con su pequeña? ¿Estaba aún cansada? ¿Tenía las piernas dormidas? La madre quiso continuar la rutina cotidiana, por lo que le ayudó a vestirse y luego la peinó y fue ahí cuando vio a una enorme garrapata aferrada al cráneo de su hija. Gorda y saciada con la sangre de Kailyn.

Posteriormente compartió una serie de fotografías en las cuales, la pequeña Kailyn está mucho más recuperada del "ataque" de la garrapata que le produjo la parálisis. Sustrajo el insecto, lo arrojó a una bolsa plástica.

Terminó de vestirla y la llevó de inmediato a un hospital.

Según la Fundación Estadounidense de la Enfermedad de Lyme, las parálisis por garrapatas son causadas por las hembras que están a punto de colocar huevos.

"¡Después de un montón de análisis de sangre y una tomografía computarizada de la cabeza la han diagnosticado con una parálisis de garrapata!"

"Por favor, por el amor de Dios, revisen a sus niños por garrapatas: es más común en los chicos que en adultos".

Los síntomas suelen aparecer entre cinco y siete días después de la picadura, sin embargo, desconocen porque aparecieron tan pronto en la niña. Ademas, dificulta la movilidad de los músculos del rostro y la lengua.

De acuerdo con el medio The Washington Post, este tipo de parálisis suele ser más frecuente en animales que en niños, pero sucede. Luego, en niños. Pero sobre todo, niñas, por el largo de sus cabellos, donde el insecto encuentra un cómodo y plácido refugio para chupar sangre.

Ya que el insecto se extrae del cuero cabelludo o del lugar donde está escondido, el paciente se recupera satisfactoriamente de forma inmediata casi siempre. "¡Miren quién está caminando en el hospital!"

Compartir