Industria automotriz confía en que aranceles sean temporales

Compartir

De acuerdo con Banco Base, la depreciación del peso se debió a la incertidumbre sobre el futuro de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ante un incremento en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y Canadá.

El presidente Donald Trump volvió a criticar el lunes, en mensajes en Twitter, a los socios comerciales de Estados Unidos, incluyendo aliados en Europa y Canadá, agregando que Estados Unidos no tolerará más lo que llama "abuso comercial".

Ese fue parte de una serie de mensajes en los que el presidente afirmó que Estados Unidos "paga cerca del costo total de la OTAN" mientras otros países miembros se aprovechan del comercio con Estados Unidos.

"Tenemos que tener paciencia suficiente para entendernos con el presidente Donald Trump, mantener la relación", agregó. Lo que esperaban del TLCAN es su mejoramiento o modernización, no su eliminación. Algunos de ellos incluso ya fueron notificados al Consejo del Comercio de Mercancías y al Comité de Salvaguardias, ambos de la Organización Mundial del Comercio. De este modo, en el segundo semestre se observará, sin duda alguna una gran desviación de comercio y los importadores estarán ávidos de obtener las mercancías de países exportadores que estén exentos de incrementos arancelarios.

Trump estaba furioso porque Trudeau dijo al final de una cumbre económica en Canadá que no permitirá que su país sea presionado en las relaciones comerciales con Estados Unidos.

Aunque se prevé que la Fed decidirá subir su tasa de interés en 25 puntos base, los participantes del mercado centrarán su atención en las señales que indiquen un ajuste monetario más agresivo durante este año, así como en la actualización de las expectativas de inflación y crecimiento de Estados Unidos.

Lo mismo, países como China piensen seriamente en integrarse al CPTPP-11 -Comprehensive and Progressive Agreement for Trans-Pacific Partnership-; y tratados como la Alianza del Pacífico (cuyos miembros actualmente son: Chile Colombia, México y Perú) sean una opción viable, para que países europeos, asiáticos y americanos estrechen sus lazos comerciales (actualmente están solicitando su ingreso: Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur).

Con lo anterior, es claro, la guerra comercial cierra unas puertas a las exportaciones e importaciones y abre otras posibilidades comerciales, las cuales implicarán nuevas logísticas.

Compartir