Descontento tras la reunión del G-7

Compartir

Merkel esta de pie frente a él, con las manos apoyadas en la mesa que los separa.

Alemania y Francia han reiterado este domingo su adhesión a la declaración conjunta del G-7, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, se apartara de la misma por sus diferencias con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, sobre el acuerdo de libre comercio para América del Norte (NAFTA o TLCAN).

Con respecto a un posible regreso de Rusia al G7, Merkel dijo que se lo podía imaginar para un futuro pero que para ellos tenían que darse las condiciones.

Las relaciones transatlánticas seguirán siendo importantes pero hay que asumir que "estamos ante un presidente estadounidense que tiene una agenda definida por su Estados Unidos Primero", dijo Merkel al canal ARD.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, acusó a Donald Trump de utilizar un método obsoleto para calcular el balance comercial, según reportó el periódico Hamburger Abendblatt.

"Con un solo tuit se puede destruir muy rápidamente una buena porción de confianza", dijo el diplomático alemán en su cuenta de Twitter. "Ahora es aún más importante que Europa se mantenga unida y que defienda con más claridad sus intereses", dijo Maas en su red social.

El inquilino de la Casa Blanca, en efecto, había abandonado la 44.ª cumbre del G7, celebrada entre viernes y sábado en La Malbaie (sureste de Canadá), antes de finalizar. Los dos temas claves para Europa, según Merkel, son lograr un consenso claro y permanente en política exterior y superar la crisis migratoria para lo que, según la canciller, se requiere mejorar la protección de las fronteras exteriores de la UE y crear un sistema europeo común de asilo.

La interpretación dominante de la foto, del fotógrafo de la Oficina de Prensa del Gobierno alemán, Jesco Denzel, es que se trata de un enfrentamiento en el que Merkel trata, sin éxito, de convencer a Trumpo de que ceda ante el resto de los socios del G7.

La mayoría de los comentarios consideran que la posición de Trump, con los brazos cruzados, refleja una posición defensiva.

Alemania insiste en la necesidad de defender el libre comercio y el multilaralismo y apostaba por reiterar el compromiso del G7 con esas convicciones.

Los líderes occidentales han decidido ignorar la exaltada reacción en Twitter del presidente Trump, que retiró su apoyo al comunicado de la cumbre.

Compartir