Conmoción por la trágica muerte de la beba de un campeón olímpico

Compartir

El exatleta olímpico Bode Miller perdió a su pequeña hija de 19 meses, esto luego de que la menor se ahogara en una piscina, según publicó el portal TMZ. Nuestra niña, Emmy, falleció ayer. "Estamos más allá de lo devastado", dijo Miller en una publicación de Instagram que mostraba varias fotos de la niña, de ojos azules y mejillas regordetas. Según el reporte del Departamento de Bomberos de Orange County, la pequeña cayó en una alberca en el vecindario de Coto de Caza en California, tras ser rescatada se le aplicaron los primeros auxilios para ser transportada al hospital más cercano en donde no fue posible resucitarla. Nunca en un millón de años pensamos que experimentaríamos un dolor como éste.

Bode Miller junto a su mujer, Morgan Beck, tras ganar una competición (Cordon Press).
). Su amor, su luz, su espíritu nunca van a ser olvidados. Nuestra pequeña amaba vivir y lo vivía al máximo cada día. "Nuestra familia pide que se respete nuestra privacidad durante este doloroso momento". La ganadora olímpica estadounidense Lindsey Vonn, enviaba sus condolencias a la familia a través de su cuenta de Twitter: "Noticias devastadoras, mis profundas condolencias a ti y a toda tu familia".

Esto fue lo que recientemente le ocurrió a Bode Miller, campeón esquí estadounidense, pero antes que pienses que tuvo un incidente relacionado con su deporte, déjanos decirte que no, la tragedia ocurrió con su hija.

Entre sus logros se incluyen cuatro campeonatos mundiales y seis medallas olímpicas, incluyendo el oro en los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010 en la prueba combinada.

Compartir