Los Rockets acarician las finales de la NBA

Compartir

Un triunfo de los Rockets en el sexto partido dejaría fuera de la competición a los actuales campeones de la NBA y el equipo de Houston llegaría a las Finales por primera vez desde que las jugó y las ganó de forma consecutiva en la temporada de 1994-95.

Después de varios cambios de liderazgo en el marcador, dos tiros libres de Trevor Ariza dieron ventaja de 87-86 a los Rockets con cinco minutos para finalizar el partido.

Gordon también protagonizó el robo clave del partido, la decimosexta perdida que tuvieron los Warriors, y que le correspondió al ala-pívot Draymond Green, cuando tenía la oportunidad de haber conseguido al menos empatar el partido y forzar la prórroga a falta de 2,4 segundos para el final. Mike D'Antoni jugó solo con siete piezas, a las que exprimió. "Ha estado excepcional en el juego ofensivo y en defensa lo ha hecho siempre brillante, lo que nos ha permitido lograr la victoria". Esto gracias a los 30 puntos de James Harden, los 27 tantos de Chris Paul y la actuación del escolta Eric Gordon, quien llegó a los 14.

"No tengo ningún problema con que Harden haya fallado los últimos 20 intentos de triple, estoy convencido que en el próximo partido puede anotar los 10 primeros que haga", comentó D'Antoni.

P.J. Tucker y Clint Cappela también se destacaron en el ganador, con 16 y 13 rebotes, respectivamente.

Por los campeones se lucieron ofensivamente Stephen Curry con 28 tantos, Durant con 27 y 12 rebotes y Draymond Green con 11 y 15 balones recuperados en la lucha rebotera.

En tanto que por el lado de los de Oakland volvieron a destacarse por su efectividad Kevin Durant, máximo anotador del encuentro con 29 tantos, Klay Thompson con 23 y el base Stephen Curry con 22, pero esto no les alcanzó para llevarse el quinto punto de la serie al mejor de siete enfrentamientos. Pero los Rockets remontaron de nuevo cuando faltaban algo más de cinco minutos para el final (84-85).

Esta eliminatoria entre dos de los mejores equipos de la NBA se presentaba muy entretenida, y los pronósticos no han fallado.

"Nos hemos enfrentado a un gran equipo, que volvió a su campo con la inspiración de haber conseguido la victoria de visitantes y eso se notó en la intensidad que pusieron sin que nunca nos permitiesen distanciarnos en el marcador", valoró Kerr.

Compartir