Los mercados, ¿inmunes a la renegociación del TLCAN?

Compartir

El dólar al menudeo se vendía la tarde de ayer, previo al cierre, en 20.20 pesos en las ventanillas de los bancos, 30 centavos por arriba del cierre de ayer lunes, con lo que se ubica su nivel más alto en más de un año, desde el 2 de marzo de 2017.

De la Vega comentó que la reunión que sostuvieron el pasado martes 15 de mayo con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, fue para aclarar los puntos en todos los sectores. "Llegaremos a un acuerdo cuando el acuerdo sea bueno", insistió el canciller.

"Si por cualquier cosa no se logra un acuerdo (en el TLCAN) antes del 1 de julio, la responsabilidad de cualquier gobierno es invitar al gobierno en transición a formar parte de la mesa, para que puedan recibir la estafeta", indicó Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía.

La posibilidad de que se pueda cerrar un acuerdo modernizado este año volvió a tomar relevancia luego de que el representante del Partido Republicano en México, Larry Rubin, dijera que el Congreso estadounidense sólo necesitará de seis meses para valorar el nuevo TLCAN.

Por separado, la jefa de la cancillería en la embajada de Canadá en Washington, Kirsten Hillman, coincidió con Sanders en el sentido de tanto Canadá, Estados Unidos como México comparten el objetivo de "alcanzar un acuerdo tan pronto como sea posible".

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) fue firmado entre 1994 y 1995, época donde los smartphones, la inteligencia artificial o los asistentes personales apenas eran parte de investigaciones en varios laboratorios de tecnología. Estados Unidos acusa a ZTE de violar los embargos comerciales contra Irán y Corea del Norte.

Pero en entrevista de radio, Smith dejó en claro que el equipo mexicano no permitirá dejarse presionar por temas políticos ni aquellos relacionados con la Sección 232 de la regulación de Estados Unidos, la cual avala limitar las importaciones con el argumento de la seguridad nacional.

Los parlamentos de ambos países podrían pasar a control de la oposición demócrata en el Capitolio y de las izquierdas mexicanas en el Senado, encargados de la aprobación legislativa del acuerdo del TLCAN.

"Desde hace tiempo es evidente que la renovación del TLCAN ofrece beneficios para los tres países. Vamos a seguir siendo optimistas y trabajando fuerte para conseguir cerrarlo para los canadienses y los ciudadanos de los tres países", añadió Trudeau.

Compartir