Argentina dio el paso final para exportar más carnes a China

Compartir

Además, se reabrirán las exportaciones de semen y embriones bovinos y de equinos en pie.

Al firmar este protocolo, junto al embajador Diego Guelar, Etchevehere afirmó que "China es un aliado estratégico tanto en su capacidad de invertir como de comprar productos argentinos".

En la previa de la Sial China que comienza mañana, una de las ferias más esperadas por la industria frigorífica en la ciudad de Shanghai, corazón comercial del país, ya muestra que la carne argentina este año pisa fuerte, con gigantografías estratégicamente ubicadas como primera acción del plan de marketing que pondrá en marcha el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) tendiente a posicionar al Argentine Beef como un producto premium.

"Se abre una oportunidad única para el sector ya que generará mayor creación de empleo a toda la cadena e incrementará la producción ganadera", dijo en un comunicado el ministro de Agroindustria argentino, Luis Miguel Etchevehere.

"La conclusión de estas negociaciones fueron posibles gracias a la consolidación de los lazos bilaterales, el incremento de la confianza y el esfuerzo realizado por ambos equipos técnicos, alcanzando un importante acuerdo que nos permitirá diversificar y aumentar las exportaciones nacionales a China, principal destino de productos agroindustriales de nuestro país". En este último caso, se avanzará directamente por canales administrativos con el ajuste de los certificados veterinarios para hacer operativo el comercio rápidamente.

Respecto del mercado de carne ovina, se concluyó la negociación para su apertura, pero el convenio se firmará formalmente a fines de noviembre, en el marco de la visita del presidente chino Xi Jinping a la Argentina. La carne bovina congelada deshuesada se ha transformado en el segundo producto de mayor relevancia en nuestras exportaciones a China, con valores cercanos a los 400 millones de dólares (China importa 2.200 millones de dólares anuales de este producto).

El acuerdo para que China permita cortes vacunos más allá de los habilitados hasta el momento (carne congelada sin hueso) era un deseo creciente para los frigoríficos argentinos, aun cuando las exigencias chinas para efectivizarlos generaron algunas polémicas. Ahora también podrá venderle carne enfriada con y sin hueso y congelada con hueso.

Compartir