Sobreseen a Dávalos por cohecho, pero no por estafa — Caval

Compartir

Este miércoles, el Juzgado de Garantía de Rancagua dio un duro golpe a la pareja conformada por Sebastián Dávalos y Natalia Compaginan, en una nueva jornada de audiencias del Caso Caval.

"Tuvieron que pasar 3 años para que la verdad saliera a flote", aseguró el hijo de la expresidenta Michelle Bachelet, remarcando que "fui investigado más que ningún otro chileno, y no encontraron nada".

Señaló que también presentará querellas contra otros parlamentarios y medios de comunicación de aquí a junio, e hizo un llamado de atención al fiscal regional de Rancagua, asegurando que él siempre supo de su inocencia.

"Para mí hoy se ha cerrado un ciclo, un ciclo donde lamentablemente me ha quedado claro la mezquindad y la pequeñez humana de una gran parte de los políticos de este país", sostuvo Dávalos. Quiero recordarles que fue el Partido Socialista el que -sin ni una prueba- clamaba por expulsarme de sus filas, algo similar ocurrió con la Gran Logia de Chile.

Tras conocer la determinación, Dávalos apuntó sus dardos en contra de algunos integrantes de Chile Vamos y afirmó que "se llenaron la boca conmigo durante más de tres años, pese a que sus cúpulas desfilaban por tribunales (...) cuántos actuales ministros, subsecretario y parlamentarios hicieron escarnio público de mí y mi familia gratuitamente". A la fecha ninguno de estos señores se han acercado a ofrecer las disculpas correspondientes.

Ante eso, agregó "he decidido tomar acciones penales y civiles, contra la diputada Marcela Sabat; los ministros Nicolás Monckeberg y Felipe Ward; además del subsecretario Pablo Terrazas; todos querellantes de este vergonzoso montaje comunicacional".

Asimismo, cursará acciones judiciales contra otros parlamentarios, ex parlamentarios, funcionarios públicos, medios de comunicación y otros querellantes en el bullado caso.

Compartir