"La turbulencia cambiaria la consideramos superada" — Macri

Compartir

"Es el momento de terminar con esta historia de parches y mentiras", afirmó Macri, y consideró que "los argentinos necesitan tener previsibilidad, tener la certeza de que este gasto descontrolado no los va a terminar aplastando". "Tenemos que acelerar para reducir el déficit fiscal, estamos gastando más de lo que tenemos, que es una carga para la sociedad y nos genera vulnerabilidad", indicó.

Sobre el nivel de actividad, resaltó que se dieron “siete trimestres consecutivos de crecimiento”, lo cual consideró una “muestra” de que el país tiene “futuro”. "Por mi temperamento, siempre he sido muy optimista y me puse metas ambiciosas y ambiciosas para todos", admitió. "Esto es una responsabilidad de los dirigentes".

Además, reiteró que "el Banco Central es independiente", por lo cual sostuvo que "el trabajo en conjunto no tiene que afectar a la independencia" del organismo.

Macri tuvo lugar para la autocrítica al referirse a dificultades de "coordinación" entre los ministros que manejan la economía y el Banco Central. En esa sintonía, afirmó que debe lograrse la coordinación necesaria "sin vulnerar la independencia" de la entidad que conduce Federico Sturzenegger. "No tenemos que ponernos metas tan ambiciosas". Alguna gente se irritó con eso.

"Algunos dicen que no hicimos un diagnóstico suficientemente duro, pero tampoco era bueno hablar de lo tan mal que estábamos", señaló Macri.

Sobre la ley de la oposición para retrotraer tarifas, Macri explicó que "no se puede avanzar en una propuesta que destruya el Presupuesto que se aprobó", y agregó que él es el último que quiere subir tarifas.

Radio Habana Cuba
Macri: Argentina está lejos de una crisis económica como la del 2001

En otro orden, puso en marcha la nueva etapa concertadora, que había sido anticipada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña: "Tenemos que ir a un acuerdo entre todos los argentinos, todos están convocados". "Lo pagamos todos, teniendo que importar energía, teniendo que endeudarnos".

"¿Quién más que yo querría no tener que aumentar las tarifas?".

"Estas tarifas no son carísimas, pagamos hasta un tercio de lo que pagan nuestros hermanos en países limítrofes".

En ese sentido, aseguró: "Les decimos exactamente lo que se habla. Acá no existen agendas ni negociaciones ocultas".

Argumentó que las negociaciones mantenidas con el FMI estuvo vinculada con "valores estructurales".

“El FMI no se mete con nuestra legislación ni con el tipo de cambio. "Saquemos eso de la cabeza, acá nadie nos va a condicionar".

Compartir