Haspel: CIA no debió de haber realizado duro programa de interrogatorios

Compartir

La candidata del presidente Donald Trump para ocupar la dirección de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Gina Haspel, reconoció por primera vez que la agencia no debió haber implementado un polémico programa para torturar e interrogar a los sospechosos de terrorismo tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Según informaron en un comunicado los líderes del comité, Haspel salió airosa del primer obstáculo para superar la aprobación del Senado por un margen de 10 votos a favor y 5 en contra en el panel de la cámara, en la que los republicanos tienen una mayoría de 51 a 49, además de la ausencia por enfermedad del senador John McCain.

El voto de confirmación por parte del pleno del Senado podría ocurrir antes de finales de esta semana.

De acuerdo con el conservador senador Burr, Haspel "es la persona más calificada que el presidente podía escoger para dirigir la agencia y la nominada más preparada en los 70 años de la agencia". El 23 de abril, más de un centenar de generales retirados de Estados Unidos pidieron al hemiciclo legislativo examinar de cerca la participación de Haspel en el programa de entrega, detención e interrogación de prisioneros en el exterior.

Haspel se desempeña actualmente como Directora Interina de la CIA, desde que el último director, Mike Pompeo, asumió como Secretario de Estado.

Haspel no ha revelado ningún detalle de lo que hizo en relación con el programa de interrogatorio.

"Con el beneficio de la perspectiva y mi experiencia como líder sénior de la agencia, el programa de interrogatorio mejorado no es uno que la CIA debería haber llevado a cabo", según las respuestas escritas de Haspel a unas 60 preguntas adicionales de los legisladores. Agregó que cree que Haspel se hará oír ante el presidente si "le ordena hacer algo ilegal o inmoral, como el retorno a la tortura".

La atención ahora se dirige a la votación del pleno del Senado, que aún no se ha programado.

Con el voto de Warner, ya son tres los demócratas que han dicho que apoyarán a Haspel, junto al senador por Virginia Occidental, Joe Manchin, y el senador por Indiana, Joe Donnelly, que representan a estados en los que Trump arrasó durante las elecciones presidenciales de 2016.

Tras la carta, Warner anunció que finalmente votará a favor del nombramiento de Haspel, lo que allana de manera considerable su confirmación en el Senado. "La definición de coraje moral es hacer lo correcto en el momento correcto por las razones correctas cuando nadie mira".

Compartir