23:40Presidente nicaragüense Daniel Ortega encabezará diálogo nacional

Compartir

Tras casi un mes de violencia, enfrentamientos y vandalismo con un saldo de muertos y heridos aún por determinar, el gobierno y distintos sectores de la sociedad se sentarán a la mesa para tratar de hallar una solución que devuelva la estabilidad y tranquilidad a los nicaragüenses.

"La gente perdió el miedo y el respeto a Ortega y a su vicepresidenta y esposa Rosario Murillo".

Las otras peticiones de los obispos, indicadas en la misiva, para intermediar en el diálogo eran: desarmar a supuestos grupos paramilitares, no usar a la policía para ninguna acción represiva y "detener todo tipo de represión contra grupos civiles que protestan pacíficamente".

Sin embargo, no se informó si el Gobierno cumplió con estas últimas condiciones.

La dirigente manifestó que en la mesa de diálogo que se instalará el 16 de mayo debe manifestarse la voluntad de Dios que es la Paz y el encuentro en nuestra Nicaragua.

En la mesa del diálogo nacional participarán el Gobierno, los estudiantes y representantes de la sociedad civil y del sector privado, entre otros, el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), la Cámara de Comercio americana (AMCHAM) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES).

"Así que mañana desde las 10 de la mañana, instalado el Diálogo Nacional por los señores Obispos, estará ahí nuestro Presidente, estaremos nosotros, estarán nuestros representantes según la metodología y la organización que dispongan los Obispos de Nicaragua como mediadores y testigos de este evento histórico que con toda seguridad va a trabajar por la Paz decididamente en nuestro país", afirmó.

"Esperamos que el diálogo aborde estructuralmente el tema de la institucionalidad del país, con el objetivo de ir allanando el camino hacia su democratización, a través de la buena voluntad de las partes, esperamos llegar a acuerdos importantes que se traduzcan en peticiones concretas", indicaron los obispos.

A escasas horas del inicio de las pláticas con la mediación de la Iglesia católica, tropas antimotines reprimieron protestas de estudiantes, campesinos y población en general que realizan cortes de carreteras y marchas por todo el país.

Ortega, quien en 2007 asumió el primero de sus tres quinquenios consecutivos que debería concluir en 2022 tras comicios acusados de fraudulentos, accedió el pasado lunes a una exigencia de la Conferencia Episcopal de Nicaragua de permitir el ingreso al país de una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a "observar" la situación de derechos humanos. "Nadie quiere una salida en la que se destruya el país como lo hizo (el dictador Anastasio) Somoza", le dijo recientemente el analista político y exrector de la Universidad Nacional de Nicaragua, Carlos Tünnermann, a Univision Noticias.

Compartir