OMS alerta sobre brote de ébola en el Congo

Compartir

El Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) expresó su preocupación por el calor que azota la zona de Bikoro, donde se detectó el último brote de ébola y se administrarán vacunas que requieren mucho frío para su conservación.

Hay noticias de hasta dieciocho fallecidos con signos de la enfermedad, y tres más, entre ellos dos enfermeras, anunciados por el encargado médico de la zona.

Equipos de la OMS, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, la Federación Internacional de la Cruz Roja y Médicos sin Fronteras trabajan ya en Bikoro para hacer frente a la enfermedad vírica, un lugar remoto a 280 kilómetros de la capital de la provincia de Ecuador, y con una infraestructura muy pobre y un acceso complicado.

La OMS no quiere que vuelva a suceder lo de 2014, cuando un brote en África Occidental (sobre todo en Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia) se saldó con 11 mil 300 muertes y más de 28 mil casos.

Es aleccionador estar sobre el terreno con el personal de la OMS en primera línea, dijo el director general.

Hasta el momento sólo se han confirmado dos casos en laboratorio.

Tedros Adhanom, que se reunió con el presidente de la RDC, Joseph Kabila, quiso también resaltar el liderazgo asumido por el Gobierno ante la epidemia.

Las prioridades ahora, según MSF, son tener una imagen clara del contexto y la evolución de la epidemia, promover la formación en las comunidades para concienciar sobre la enfermedad y aislar los posibles casos de ébola con personal específicamente entrenado para atenderlos.

Los primeros casos de este virus se remontan a 1976, en la antigua Zaire conocida actualmente como república del Congo y proviene de un virus transmitido a través del contacto físico con líquidos corporales de animales infectados como: murciélagos, gorilas, entre otros y se manifiesta con síntomas similares a los de otras enfermedades: fiebres, náuseas, vómitos, etcétera. El brote más reciente fue en mayo del 2017, cuando murieron cuatro de las ocho personas contagiadas en Bas-Uele, una provincia del noreste del país. La OMS habla explícitamente de un brote de Ébola. "La OMS trabajará estrechamente con las autoridades de salud y los socios para apoyar la respuesta nacional", señaló por su parte, el director regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

Compartir