Nueva teoría resolvería la enigmática desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines

Compartir

Quien haya estado al mando del avión, y quien probablemente haya sido el único que despierto, inclinó la aeronave hacia la izquierda en dos oportunidades. Sospechan que la desaparición y aparente caída del avión, ocurridas en 2014, fueron resultado del suicidio de Zaharie, de 53 años, y de un asesinato en masa premeditado. La razón es que Zaharie despresurizó a propósito el avión para que la tripulación estuviera inconsciente.

Ello explicaría por qué no hubo ningún pedido de ayuda, ni mensajes de adiós, ni intentos de llamados de emergencia. Los pasajeros y el piloto parecían haberse llevado a su tumba de agua el secreto y los motivos de lo sucedido en los momentos finales del funesto vuelo.

Según esta nueva versión, reconstruida por especialistas de aviación, un oceanógrafo y el exjefe de la Oficina de Seguridad de Trasporte australiana, quien estuvo a cargo de la investigación, la clave estaría en un último giro que dio el avión antes de desaparecer.

"El punto más debatido es el momento en que el piloto apagó el transpondedor, despresurizó el avión, lo cual dejó inconscientes a los pasajeros", dijo Larry Vance, un experimentado investigador de Canadá. "Y lo hizo deliberadamente". Ahora, una investigación apunta a que se trató de un acto criminal: el piloto Zaharie Ahmad habría cometido suicidio, llevándose consigo la vida de 239 personas a bordo.

"El capitán Zaharie movió el ala para ver Penang, su ciudad natal", aseguró Simon Hardy, un piloto de Boeing 777 e instructor de vuelo. Y luego da otro giro a la izquierda. "Alguien estaba mirando por la ventana", asegura, "pudo ser una despedida emotiva". "O un pequeño, emotivo adiós a su ciudad".

El vuelo 370 de Malaysia Airlines desapareció del radar el 8 de marzo de 2014, en lo que se considera uno de los grandes misterios de la aviación contemporánea. Se cree que el avión se habría estrellado en el extremo sur del Océano Índico.

Los gobiernos de Malasia, China y Australia interrumpieron oficialmente la búsqueda en enero de 2017. La Autoridad de Seguridad de Transporte de Australia señaló que la s unidades de búsqueda y rescate no estaban cerca de conocer las razones de la desaparición del avión o la ubicación exacta de sus restos. Y la respuesta es que así fue porque el piloto así lo quiso.

Según ellos fue posible porque Zaharie, quien tenía casi 20 mil horas de vuelo de experiencia y hasta había construido un simulador de vuelo en su casa, sabía exactamente cómo hacerlo. Hardy responde a esto señalando que la estrategia del piloto fue volar cerca de la frontera entre Tailandia y Malasia para que ninguno de los dos países pudiera advertirlo como una amenaza.

"Ninguno de los controladores se preocupó por esa misteriosa aeronave, porque de pronto ya no estaba en su espacio aéreo", dijo Hardy. "Por lo que sé, se requiere un dominio muy preciso del avión, y funcionó".

Sin embargo, tal como destacó el Washington Post, que reconstruyó la teoría del equipo de "60 minutes", las hipótesis de los expertos no es del todo novedosa.

Zaharie y el copiloto Fariq Abdul Hamid son, desde un primer momento, los principales sospechosos de la desaparición del avión. Según rumores Zaharie estrelló el avión tras enterarse que su esposa estaba por dejarlo, según el sitio australiano as News.com.au.

Compartir