Ecuador: Familiares piden ayuda para recuperar cuerpos de periodistas

Compartir

Los familiares del equipo periodístico secuestrado y asesinado en la frontera entre Ecuador y Colombia en semanas pasadas llegaron hasta la Casa de Nariño, en Bogotá para presentar sus pedidos, con respecto de la necesaria participación del gobierno del país vecino en las acciones para recuperar los cuerpos de sus seres queridos.

El hermano de Rivas, Ricardo, dijo a The Associated Press que se quedarán en la capital colombiana una semana para reunirse también con el fiscal general, el procurador y el director de la policía antisecuestro esperando saber de primera mano cómo va el trabajo para encontrar los cuerpos de sus familiares, "ya que hoy se cumplen 51 días que no sabemos nada de ellos, ni donde están sus cuerpos".

Según Ricardo Rivas, hermano del fotógrafo Paúl Rivas, les dijeron que "en el tema de la repatriación de los cuerpos (.) van a ayudar en la medida que sea posible y el tema de la información que necesitamos para que la Fiscalía realice las investigaciones pertinentes y se puedan esclarecer los hechos".

También solicitan la desclasificación de toda la información en Colombia sobre el secuestro y asesinato del equipo periodístico.

Efraín Segarra, Javier Ortega y Paúl Rivas, integrantes del equipo de prensa del diario ecuatoriano "El Comercio", desaparecieron a finales de marzo en la zona fronteriza con Colombia, secuestrados por un grupo autodenominado Frente Oliver Sinisterra. 'Por eso estamos acá, queremos información', afirmó Cristian Segarra, hijo de Efraín Segarra, conductor del equipo de comunicadores. En un comunicado se expresó que la información será entregada de manera exclusiva a los delegados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), una vez que el Grupo Internacional Expertos para el caso inicie su trabajo.

Agregó que es importante poder discernir si en determinado momento se dieron incursiones militares que pudieron conllevar al trágico desenlace.

Asimismo, insistieron en que ambos Gobiernos (Ecuador y Colombia) son responsables de no dejar impune el crimen, sin embargo, exigieron que se les de prioridad a la entrega de los cadáveres a sus familiares para realizar su sepultura.

Los familiares de las víctimas ya remitieron a la CIDH la información recibida por parte del gobierno ecuatoriano.

Compartir