Cuba y UE firman acuerdo de cooperación en energías renovables

Compartir

No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

De acuerdo con la cancillería cubana, el titular tiene previsto participar en el primer Consejo Conjunto Cuba-Unión Europea, que sesionará mañana en Ginebra.

La reunión del Consejo Conjunto UE-Cuba es "una pequeña gran noticia positiva en un mundo cada vez más conflictivo, lo que demuestra que el compromiso, el diálogo y la perseverancia pueden dar buenos resultados diplomáticos", dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, tras reunirse con el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

La cita se desarrollará luego de la entrada en vigor el 1 de noviembre de 2017, de forma provisional, del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación que fue firmado por ambas partes en 2016, con el fin de impulsar los nexos bilaterales.

Esta normalización se produjo en pleno cambio de vientos en Washington.

Los europeos esperan que su cooperación económica con la isla mejore la vida de los cubanos y siente así las bases para una mayor apertura política en el país latinoamericano, donde el Partido Comunista (PCC, único), con Raúl Castro al frente hasta 2021, representa el núcleo del poder cubano.

Los capítulos tratan de la no proliferación de armas de destrucción masiva, el tráfico de armas convencionales, la cooperación en la agenda 2030 de sostenibilidad, los derechos humanos y las medidas coercitivas unilaterales.

En una rueda de prensa, Mogherini explicó que ambas partes preparan también un proyecto de 21 millones de euros (US$25,1 millones) sobre seguridad alimentaria y agricultura sostenible, y avanzarán en los intercambios en el marco de la celebración del año europeo del Patrimonio Cultural.

El bloque comunitario ha conseguido ir posicionándose en la isla y actualmente ya es el primer socio comercial, el primer inversionista y el primero en la cooperación para el desarrollo deáCuba.

Rodríguez destacó el constructivo papel de Bélgica en la Unión Europea a favor del avance de las relaciones con nuestro país.

Uno de los temas más espinosos de las negociaciones para conseguir un acuerdo fue el de los derechos humanos, en el que el Gobierno cubano manifestó reiteradamente que tiene un enfoque diferente respecto al europeo.

El acuerdo diplomático, ratificado por el momento por 13 de los 28 países de la UE de cara a su aplicación completa y definitiva, contempla la posibilidad de suspenderlo en caso de una violación grave de los compromisos sobre derechos humanos.

Compartir