Salvó a casi 2 millones y medio de bebés donando su sangre

Compartir

El australiano James Harrison (81) hizo su última donación de sangre esta semana luego de ayudar a salvar a más de 2.4 millones de bebés luego de que la Cruz Roja de Australia le pidió que parara para no poner en peligro su salud.

Todo comenzó cuando se sometió a una delicada cirugía de pecho a los 14 años de edad.

Los expertos creen que la sangre de Harrison es tan inusual porque lo bombearon con 13 unidades de sangre de 14 años, después de que le extirparon un pulmón. Según cuenta el Sydney Morning Herald, cuando Harrison se sentó en la silla de donación, cuatro globos plateados de mylar, 1 1 7 3, se balancearon sobre él, representando sus 1.173 donaciones totales de sangre durante su vida. Desde ese momento, se comprometió a convertirse en donante para salvar la vida de niños.

"Cuando salí de la operación, o un par de días después, mi padre me explicó lo que había ocurrido".

"Él mismo fue donante, así que le dije que cuando tuviera la edad suficiente me convertiría en donante de sangre", dijo Harrison. Los investigadores buscaron en los bancos de sangre para ver quién podría contener este anticuerpo, y encontraron un donante en Nueva Gales del Sur: James Harrison. Él es una de las no más de 50 personas en Australia que se sabe tienen esos anticuerpos en particular, de acuerdo con el Servicio de Sangre de la Cruz Roja Australiana.

Unos años más tarde, los doctores descubrieron que su sangre contenía el anticuerpo que podría usarse para crear inyecciones Anti-D, por lo que decidió usar las donaciones de plasma sanguíneo para ayudar a la mayor cantidad de gente posible.

La enfermedad de Rhesus es actualmente tratable con un medicamento llamado inmunoglobulina anti-D (anti-D), que elimina las células sanguíneas RhD antes de que el feto pueda sensibilizarse. Desde 1967, se han proporcionado más de tres millones de dosis de Anti-D a madres australianas que tienen tipos de sangre negativos.

El Anti-D, que se desarrolla con los anticuerpos de Harrison, previene que las mujeres con sangre Rh negativa produzcan anticuerpos RhD durante el embarazo.

Incluso la propia hija de Harrison recibió la vacuna Anti-D.

El descubrimiento de los anticuerpos de Harrison fue un absoluto cambio de juego, dijeron funcionarios australianos.

Gracias a las horas y litros de sangre que ha dado, Harrison es considerado un héroe nacional. Ha ganado numerosos premios por su generosidad, incluida la Medalla de la Orden de Australia, uno de los honores más prestigiosos del país.

"Siento mucha humildad cuando me dicen 'has hecho esto o aquello, eres un héroe", dice Harrison. "Es algo que puedo hacer. Es uno de mis talentos, probablemente mi único talento, es que puedo ser un donador de sangre", agrega. Lo hace desde que tenia 18 años, y ahora tiene 81: Se calcula que james ha donado mas de mil veces.

Samantha Bresnahan de CNN contribuyó a este informe.

Compartir