La OMS anunció "el principio del fin" de las grasas trans

Compartir

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un programa para eliminar de la cadena alimentaria las grasas trans producidas industrialmente, muy extendidas y responsables de más de 500.000 muertes al año.

Algunos alimentos, como la carnes de vaca, de cerdo y de cordero, y los productos lácteos que se derivan (leche, queso, mantequilla) contienen de manera natural cantidades pequeñas de estas grasas hidrogenadas. Sin embargo, la mayoría se forma a través de un proceso químico llamado hidrogenación que consiste en agregar hidrógeno al aceite vegetal para que se solidifique a temperatura ambiente.

La iniciativa se ha denominado "Replace" y presenta seis acciones estratégicas para pasar de una cadena alimentaria con gran cantidad de grasas trans a una en que no existan.

-Promover el reemplazo por otras fuentes de grasas más sanas.

"Las enfermedades no transmisibles son las principales causas de muerte en el mundo".

En Dinamarca, el primer país en aplicar restricciones sobre estas grasas, se observó una disminución del contenido de trans industriales en productos alimenticios al mismo tiempo que un descenso del número de muertes por enfermedades cardiovasculares, que fue más rápido que el experimentado en otros miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Economicos. El objetivo de la agencia humanitaria de la ONU es que estos cambios se implementen también en los países de bajos y medianos ingresos y donde los controles son normalmente más débiles.

Suprimir las grasas hidrogenadas de la oferta alimentaria constituye una de las prioridades del plan estratégico de la Organización Mundial de la Salud para 2019-2023. Además, disminuyen los niveles de colesterol HDL de las arterias y los trasladan al hígado, y se cree que pueden aumentar los riesgos de inflamación. El director general de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró: "La OMS hace un llamamiento a los gobiernos para que utilicen el paquete de acción REPLACE para eliminar los ácidos grasos trans producidos industrialmente del suministro de alimentos". "La OMS también utiliza este hito para trabajar con los gobiernos, el sector de la alimentación, los expertos y la sociedad civil para hacer que los sistemas alimenticios sean más sanos para las generaciones futuras, en lo que se incluye eliminar las grasas trans producidas industrialmente", señaló Tedros.

Compartir