Indignación y polémica por un bautismo violento y cruel

Compartir

Y es que bastan segundos para quedar impactados por la crudeza de las imágenes.

Un sacerdote ortodoxo fue duramente criticado por la violencia con la que sumergió a un recién nacido en una iglesia. De fondo, se ve a un grupo de niñas que observan con incredulidad la escena.

Se cree que el video fue filmado en Ayia Napa (Chipre), en una iglesia ortodoxa griega, conforme Daily Mail. En Twitter, el video superó las 15 millones de reproducciones y despertó una serie de tuits que condenan al violento bautismo, además de aportar varios memes al asunto, como es costumbre.

A esto, seguidores de la fe dijeron que se trata de un procedimiento regular.

"Esto es un bautismo ortodoxo".

Pero lo anterior no convenció a muchos que cuestionaron la legalidad del ritual.

Compartir