Grabaron a policías dándole cinturazos a un detenido — Indignación en Misiones

Compartir

Uno golpea reiteradamente con un cinto al sospechoso, que está doblado hacia adelante y apenas balbucea.

La Policía de Misiones pasó a disponibilidad a dos efectivos que fueron filmados mientras agredían a cintazos a un detenido en la localidad de Puerto Esperanza, tras conocer la situación a través de un video que se hizo viral en redes sociales.

"No vamos a tolerar este tipo de conductas", remarcó el jefe de la fuerza de seguridad, Manuel Mártires Céspedes. Las investigaciones preliminares determinaron que el abuso de los efectivos se produjo en octubre pasado, aunque se conoció recién ahora, y el caso ya es investigado por la Justicia.

"Hemos removido al comisario y todo el personal involucrado, y no tendrán futuro en la institución".

Céspedes señaló que ese "hecho de abuso de autoridad se habría registrado meses atrás y a raíz de un video que está circulando hoy en las redes sociales la Jefatura de Policía tomó conocimiento de esta situación totalmente irregular, cruel y condenable". "Tenemos expresas directivas del Poder Ejecutivo y por tres o cuatro no se puede manchar a toda una institución", enfatizó. Muestran el sometimiento al que expusieron los uniformados al apresado. El sonido del cinto sobre la piel de la espalda del hombre reducido, conmueve. Fuentes policiales dijeron que el hombre agredido en la filmación fue identificado como Daniel N. Vera, de 39 años y oriundo de Puerto Esperanza.

Además, posee un prontuario importante por delitos en contra de la propiedad que tiene distintas causas en el Juzgado de Instrucción Tres de Iguazú.

La madre también denunció que anteriormente, en otra detención, la policía le había puesto una bolsa en la cabeza también a modo de tortura. Delia aseguró que luego de aquel episodio, en el que se comprobó que su hijo "no tuvo nada que ver", realizó la denuncia correspondiente por las torturas, pero no le quisieron dejar ninguna constancia. Tiene un bebé de un año, vive en la casa de su madre en Puerto Esperanza y cobra una pensión por discapacidad, con la que ayuda a su familia.

Vera es paciente ambulatorio de servicio de Salud Mental del Hospital SAMIC de Eldorado.

Compartir