Una soldado pierde una oreja y se la cultivan en el antebrazo

Compartir

El portal cibernético del Ejército estadounidese informó que Shamika Burrage, miembro del Ejército estadounidense, sufrió un accidente dos años atrás en el que salió expulsada del auto que conducía junto con su prima embarazada de ocho meses.

Ahora, dos años después, está lista para que cirujanos de la Armada de su país le trasplanten una nueva oreja que creció en uno de sus brazos.

La operación se realizó en el Centro Médico del Ejército William Beaumont (WBAMC) en El Paso, Texas.

Al despertar, aparte de las múltiples lesiones que recibió en el impacto, la joven que, en ese entonces tenía 19 años, también había perdió el oído izquierdo.

Shamika comenzó a recibir terapia psicológica para manejar las emociones causadas por el accidente y los cambios en su apariencia.

En un inicio se negó a la reconstrucción completa, pero poco a poco se convenció que era mejor tener una oreja nueva. Además, crecer la oreja debajo de la piel de su antebrazo permite que se formen nuevos vasos sanguíneos.

La técnica de colocar el oído bajo la piel de Burrage permitió que crecieran venas, capilares y hasta conexiones nerviosas, lo que le devolvió sensación al oido una vez fue implantado.

Compartir