España imposibilita reelección a distancia de Puigdemont

Compartir

La Comisión Permanente del Consejo de Estado tiene previsto dictaminar hoy sobre la ley de presidencia catalana, un paso preceptivo para que el Ejecutivo la recurra al Tribunal Constitucional.

"Ningún candidato a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña puede ser investido si no está presente en el Parlamento de Cataluña para defender en su sede su programa de investidura", dijo en rueda de prensa el portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo.

Con solo hacer lugar al caso, como se prevé, el alto tribunal dejará a Puigdemont sin posibilidades de ser reelegido. En ese contexto, la reforma legal fue interpretada como una última tentativa del independentismo de demostrar que su pretendiente es Puigdemont y la justicia y el gobierno de España imposibilitan su elección.

Antes de la reunión, Rajoy había afirmado en el Congreso que su objetivo es "que se forme gobierno en Cataluña y acabemos con una situación de provisionalidad que no conduce absolutamente a nada".

Cataluña debe elegir un nuevo presidente regional antes del 22 de mayo para evitar la prolongación del control directo de Madrid sobre la región.

Además, según las mismas fuentes, el citado pleno se ocupará de otros asuntos relacionados con el "procès", como es un recurso de amparo de Ciudadanos contra la citada ley de presidencia y varios recursos de amparo presentados por el exvicepresident Oriol Junqueras y el excandidato de JxCAT Jordi Sánchez.

Como a otros siete líderes independentistas, el juez del Tribunal Supremo a cargo de la investigación del intento de secesión de octubre les decretó prisión preventiva al procesarlos por rebelión, delito punible con hasta treinta años de prisión.

Ahora se espera que en los próximos días Puigdemont designe un sucesor de su confianza como presidente.

Los diputados de Junts per Catalunya, la fuerza independentista más votada en las elecciones, volvieron a proponer este fin de semana como candidato a la investidura a Puigdemont, que está en libertad provisional en Alemania.

El hipotético candidato dispondría del apoyo de Juntos por Cataluña (34) y el otro gran partido independentista Izquierda Republicana (32), con lo que podría ser escogido en mayoría simple por 66 diputados a favor, 65 en contra y 4 abstenciones del partido independentista radical CUP.

Compartir