Expertos en armas químicas por fin llegan a Duma, en Siria

Compartir

Sin embargo, se enfrentaron a dos situaciones que pusieron en riesgo su seguridad y les obligaron a abandonar la ciudad: un tiroteo con armas ligeras y la explosión de un artefacto.

Las muestras recogidas se transportarán al Laboratorio de OPAQ en Rijswijk, cerca de La Haya -donde se encuentra la sede de la organización- y luego se enviarán para su análisis comparativo a otros laboratorios relacionados de la OPAQ, un procedimiento habitual en las investigaciones realizadas por este organismo.

En base a los resultados, los inspectores evaluarán los pasos a seguir, incluida "una nueva visita a Duma", de ser necesario.

Siria y su aliado Rusia niegan que haya ocurrido el ataque de ese tipo y argumentan que se trató de un montaje.

El director general de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, dio luego queno sabe cuándo los investigadores, que debían comenzar sus trabajos el miércoles, podrán ingresar en Duma con seguridad y anunció que el despliegue de expertos en dicha ciudad siria está condicionado a un acceso "sin trabas".

Al respecto, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, ofreció detalles de la información transmitida por la televisión estatal, y en la que durante una entrevista con un menor sirio de 11 años, éste contó cómo fue "reclutado" para grabar un video con el que la ONG Cascos Blancos denunció el supuesto ataque químico.

El ataque sucedió el pasado 7 de abril y desató una dura respuesta de la comunidad internacional por el presunto uso de armas químicas contra la población civil, un tipo de armamento que está prohibido y que ya ha sido utilizado en otras ocasiones en la guerra civil siria.

Siria ofreció además a los expertos de la OPAQ dialogar con residentes de Duma, quienes serían testigos del ataque.

Por su parte, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia insisten en su convencimiento sobre la responsabilidad del gobierno de Bashar al Assad, y desde esa posición justifican su ataque con misiles del 14 de abril contra sitios sirios señalados como depósitos de armas químicas.

Compartir