Al menos 10 muertos en cuatro días de protestas — Nicaragua

Compartir

"Estamos en contra de estas reformas, que entienda este gobierno que está tocando el bolsillo de los nicaragüenses y jugando con el hambre de la gente", exclamó indignado Juan Bautista, quien acusó a los efectivos antimotines de atacarlos brutalmente porque "al dictador no le gusta que la gente se manifieste".

El presidente Daniel Ortega comparecerá el sábado para brindar detalles de la oferta de diálogo, señaló Murillo.

Al menos 10 muertos, más de 80 heridos y daños a la propiedad pública y privada dejaban hasta este sábado las manifestaciones contra un paquete de reformas al Seguro Social que aumento las cuotas patronales y laborales y reduce en un 5% las pensiones. Urgió al gobierno a evitar que se siga "derramado sangre" y a buscar el diálogo.

Mientras que la oposición informó de la quema parcial, en la noche del viernes, de Radio Darío en la ciudad de León.

"La verdad es que es responsabilidad de todos nosotros el sostenimiento de la seguridad social y hacer esa conciencia, porque realmente existen en las redes sociales la mentira, esa manipulación de las redes sociales, esa manipulación de la información por otros medios y en eso no podemos caer, en la mentira", comentó.

Los disturbios han provocado conmoción porque se dan luego de varios años en los que la población ha sido testigo de acusaciones de fraudes electorales y violaciones de la ley de parte del gobierno. Sin embargo, no se habían desatado muestras de descontento tan violentas como hasta ahora.

"Los propósitos de estos grupos, que en su momento quisieron destruir el Inss como patrimonio de todos los nicaragüenses, es una sociedad deshumanizada y por lo tanto están llamando a la violencia", dijo.

En las calles de decenas de barrios de Managua, miles de personas hicieron sonar cacerolas y las bocinas de sus autos en rechazo a la violencia.

"Desgraciadamente esta ahí la contaminación del aprovechamiento político", pero "que vayan a conspiran para promover la violencia en nuestro país eso no tiene perdón de Dios, es algo terrible", condenó el mandatario.

La secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA), encabezada por el uruguayo Luis Almagro, llamó ayer "a esclarecer los crímenes" que han tenido lugar en Nicaragua.

El Gobierno de Nicaragua ha respondido a las protestas con agresiones de parte de grupos de la Juventud Sandinista y de las fuerzas antimotines de la Policía Nacional, aunque la represión no ha logrado desanimar a los manifestantes. Los uniformados incluso invadieron los campos de la Catedral de Managua, que ha estado reuniendo ayuda para los manifestantes.

Aunque tres televisoras volvieron al aire, el canal 15 - 100% Noticias, sigue cerrado.

A través de dos resoluciones, el Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), acordó el martes pasado aumentar de 6.25% a 7% la cotización que pagan los trabajadores a partir del 1 de julio próximo.

En distintos puntos de Managua, grupos de manifestantes prendieron fuego y destruyeron al menos cuatro "árboles de la vida" o "arbolatas", estructuras de hierro de 17 metros de altura consideradas un símbolo de Murillo.

Compartir