Maduro tildó a Macri, Temer y Santos de "peleles del imperialismo"

Compartir

Los países latinoamericanos exigieron "elecciones presidenciales con las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático, sin presos políticos, que incluya la participación de todos los actores políticos venezolanos".

Los firmantes establecen que cualquier tipo de comicios que no cumplan dichas condiciones carecerán de legitimidad.

Tras pedir una respuesta unida a los representantes del hemisferio para dejar claro al gobierno sirio que "no aceptaremos estos ataques barbáricos ni ahora ni nunca", agradeció el apoyo del primer ministro canadiense Justin Trudeau y del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con los que se reunió.

El documento fue emitido por el Grupo de Lima y Estados Unidos, y no por la Cumbre de las Américas, debido a una falta de consenso entre los 33 países participantes en el cónclave continental, entre los que hay aliados del gobierno de Caracas, como Cuba y Bolivia. "¡Fue un fracaso total!", comentó Maduro en un discurso ante partidarios que marcharon en Caracas hacia el palacio presidencial de Miraflores.

Rechazó la posición expresada por algunos presidentes que asistieron a la VIII Cumbre de las Américas, que se realizó en la ciudad peruana de Lima, y aseguró que no se trata de que las elecciones en Venezuela "reconozcan los sumisos al imperio", sino el pueblo.

Reconocieron que les preocupa "el creciente éxodo de ciudadanos venezolanos que se han visto obligados a abandonar su país como producto de la crisis" y exhortaron a los organismos internacionales a implementar "un programa de apoyo y fortalecimiento de capacidades de los países de la región para atender las distintas necesidades".

Maduro por su parte afirmó que si los "gobiernos de derecha" se empeñan "en su política intervencionista" se les va a "plantar muy duro y de frente" y añadió que las elecciones serán un "éxito" para "la democracia y para libertad de Venezuela".

El mandatario venezolano fue vetado por Perú en la Cumbre de las Américas, medida ordenada inicialmente por el entonces presidente del país anfitrión, Pedro Pablo Kuczynski, y ratificada por su sucesor, Martín Vizcarra.

Destacan la importancia de que la comunidad internacional apoye la recuperación económica de Venezuela, una vez que se haya reinstaurado el orden democrático y constitucional.

Compartir