Maduro llama "peleles del imperialismo" a Macri, Temer y Santos — VENEZUELA

Compartir

Macri y Trump, alineados sobre su rechazo total a la dictadura de Maduro en Venezuela. Está dejando una Colombia en caos, llena de grupos paramilitares y de violencia.

El presidente de la República de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló que ante las constantes amenazas de la derecha internacional, de cara a los comicios presidenciales del 20 de mayo, Venezuela no es amenazable.

Maduro fustigó particularmente a Santos y su gestión de gobierno, mencionando que ese país tiene "30 por ciento de miseria, 60 por ciento de pobreza y 25 por ciento de desempleo".

La frustración de los países vecinos con el gobierno socialista de Maduro ha sido avivada por la llegada de miles de migrantes hambrientos a través de la frontera con Colombia y Brasil todos los días. "Macri, Santos y Temer son los presidentes más desprestigiados e impopulares de Sudamérica".

El documento también expresa su preocupación por el éxodo de venezolanos que se han visto en la obligación de abandonar su país como consecuencia de la crisis y exhorta a los países de la región a elaborar un programa de apoyo para fortalecer las capacidades de las naciones receptoras de inmigrantes para atender en sus necesidades.

"Pido que retomemos el diálogo en la diversidad, que algunos gobiernos, con su visión intolerante, lo han roto", dijo. "No se trata de ser reconocidos, se trata de que seamos reconocimos por nuestra pueblos".

Por su parte, Morales respaldó a Maduro en las elecciones y afirmó que nadie los va a "chantajear". "Aquí hay dos caminos, el de los ricos y el de los pobres, el del socialismo y el capitalismo", aseveró.

Conforme a las declaraciones del jefe de Estado venezolano, la Cumbre de las Américas debería ser un foro para el encuentro para cooperar, para compartir, pero parece que dicha reunión "se les pasó el tiempo".

Explicó que Morales le transmitió los saludos de solidaridad desde la reunión de Lima, que según Maduro fue un fracaso porque no hubo decisión ni conclusiones.

Compartir