Aramayo afirma que Kenji no blindó a Keiko sino que no…

Compartir

El congresista peruano Kenji Fujimori, hijo menor del expresidente Alberto Fujimori, declaró hoy ante el fiscal que investiga a su hermana Keiko por las supuestas donaciones con las que la constructora brasileña Odebrecht pudo haber financiado irregularmente su campaña presidencial.

Ingresó a la Fiscalía sin dar declaraciones a la prensa, en medio muestra de apoyo de sus seguidores que lo acompañaron a la convocatoria.

Como se sabe, la Fiscalía investiga los aportes que habría recibido el partido Fuerza Popular para su campaña presidencial.

Kenji testificó ante el fiscal de lavado de activos, José Domingo Pérez, luego de que dejara entrever hace dos semanas que declararía contra su hermana, investigada por presunto blanqueo de dinero.

Kenji, de 37 años, dice ser víctima de las cintas de "actividades delincuenciales" dirigidas por Keiko, de 42 años, y asegura que las cintas fueron manipuladas.

Esta versión fue reforzada por el exrepresentante de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, cuando confirmó a la Fiscalía que entregó 1 millón 200 mil dólares a la campaña del partido 'naranja'.

Enfrenta desafuero. Kenji Fujimori, a su vez, enfrenta una acusación constitucional en el Congreso que podría terminar en el desafuero, luego de que la bancada Fuerza Popular presentó los videos grabados por el congresista Moisés Mamani, relacionados con la presunta compra de votos para impedir la segunda vacancia presidencial de Pedro Pablo Kuczynski.

La guerra entre los hermanos Fujimori ya hizo caer a Kuczynski, quien renunció el 21 de marzo tras 20 meses en el poder, acosado por denuncias de corrupción.

Compartir