Vacío moral de EE.UU. no es referencia para Latinoamérica

Compartir

Rodríguez, que encabeza la delegación cubana en el foro continental, subrayó en un encendido discurso que Cuba "no aceptará amenazas ni chantaje del Gobierno de Estados Unidos" y aunque "no desea la confrontación", tampoco "negociará nada de sus asuntos internos ni cederá un milímetro de sus principios".

Agregó que el Gobierno cubano condenó el ataque perpetrado por Estados Unidos y algunos aliados de la OTAN, contra Siria y denunció que la acción fue "unilateral" y no estuvo basada en evidencias.

El canciller Rodríguez señaló que los progresos alcanzados en los últimos años con una relación bilateral basada en "la igualdad soberana y el respeto mutuo que ahora se revierten mostraron resultados" y dejaron patente que esa relación "es posible y beneficiosa para ambos países y para todos en el hemisferio".

El gobernador republicano, que esta semana anunció que competirá por un puesto de senador por Florida en las elecciones de noviembre próximo, también le pidió al vicepresidente que inste a los otros países participantes, entre los cuales está Cuba, a reclamar la celebración de "elecciones bajo supervisión internacional" en la isla.

"Como voz de la hermana y heróica Venezuela estamos aquí para defender su libre determinación y ratificar la invariable solidaridad de Cuba con la unión cívico militar, bolivariana y chavista del pueblo venezolano encabezada por su presidente constitucional Nicolás Maduro".

"Los Estados Unidos seguiremos apoyando al pueblo cubano", dijo Pence, para luego afirmar que "la dictadura de Cuba no es única" y "trata de exportar" su ideología al alentar y apoyar "la fallida dictadura de Venezuela".

Puntualizó que, en el caso de Brasil, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva es un preso político y demandó su liberación.

Denunció el peligro que representa para la región el "retorno al uso de la fuerza" y la "imposición indiscriminada de medidas coercitivas unilaterales".

Deploró que la región "sigue siendo saqueada, intervenida y vilipendiada por el imperialismo norteamericano".

"Alertó de que "proliferan las tendencias neofascistas" y se prometen muros y deportaciones masivas".

Rodríguez rechazó las frases de Pence, al que acusó de "ignorar la realidad" y acusó a los Estados Unidos, a su vez, de la violación de derechos humanos dentro y fuera de su territorio, amén de intervenciones y apoyo a gobiernos autoritarios y dictatoriales.

Compartir