Reino Unido defiende su participación en bombardeos contra Siria

Compartir

El sábado, Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron 105 misiles contra lo que el Pentágono dijo eran tres instalaciones de armas químicas en Siria en represalia por un supuesto ataque con gas venenoso en Duma el 7 de abril.

Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia están en uno de los peores momentos de la historia luego del bombardeo a supuestas bases con armas químicas sirias.

En su condición de signataria original y Estado parte de la Convención sobre Armas Químicas, Cuba "rechaza firmemente el empleo de esas armas y de otras de exterminio en masa, por cualquier actor y en cualquier circunstancia y expresa su solidaridad con el pueblo y gobierno sirios por las pérdidas de vidas y daños materiales, como consecuencia de este ataque atroz".

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el domingo que había convencido a Trump, quien previamente dijo que quería sacar a las fuerzas estadounidenses de Siria, de que se quedara "a largo plazo". "Creo que todos saben que envíamos un mensaje fuerte y nuestra esperanza es que lo escuchen", agregó Haley.

Se estaba refiriendo al acuerdo para desmantelar el arsenal químico sirio aprobado en 2013 por su predecesor Barack Obama con el presidente ruso Vladimir Putin.

Tras el supuesto ataque químico de la pasada semana, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que no solo Siria, sino también Rusia e Irán "pagarían un precio" por violar nuevamente las normas internacionales.

La vocera de la Cancillería rusa, Maria Zakharova, acusó a Estados Unidos de estar sancionando a su gobierno sólo por actuar como "un actor global" y afirmó que la política de la Casa Blanca hacia el Kremlin "no tiene ninguna relación con la realidad", según la agencia de noticias estatal Tass.

"El limitado ataque a Siria supone un reconocimiento de parte de EE.UU. y sus aliados del poderío militar del eje de la Resistencia", ya que Washington sabe muy bien que los combatientes de la Resistencia no se quedarán de brazos cruzados ante un eventual ataque de amplias dimensiones, ha subrayado.

"El ataque químico de Assad y la respuesta de hoy (por el viernes) son el resultado directo del incumplimiento de Rusia de sus promesas", dijo el presidente estadounidense al anunciar que había autorizado ataques contra objetivos sirios.

Esta campaña castrense ha sido lanzada después de que anoche las fuerzas armadas sirias proclamaran su victoria en Guta Oriental, antiguamente el principal feudo opositor de la periferia de Damasco y donde el ejército comenzó una ofensiva a finales de febrero.

Un número esencialmente confirmado por la ONG Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres y cercana a los rebeldes sirios.

Haley señaló que con las acciones militares de las últimas horas Estados Unidos, el Reino Unido y Francia atacaron el "corazón" de las instalaciones sirias dedicadas a la fabricación de armas químicas.

Compartir