Putín contra agresión de EE.UU. a Siria

Compartir

El presidente sirio, Bashar al Assad, denunció ayer "la campaña de falacias y mentiras" contra su país por parte de EE UU, Francia y el Reino Unido ante el Consejo de Seguridad de la ONU, durante una reunión en Damasco con diputados rusos.

Los bombardeos, celebrados por el presidente estadunidense Donald Trump como un éxito pero denunciados por Damasco y sus aliados como un acto de agresión, han sido la mayor intervención de los países occidentales contra Assad y su aliado Rusia, cuyo ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, los calificó de "inaceptables y fuera de la legalidad".

París exhortó el domingo a Moscú a sumarse a la búsqueda de una solución política en Siria después de los ataques conjuntos de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña contra sitios de armas químicas sirias.

"La ofensiva siria estuvo tan perfectamente ejecutada, con tal precisión, que la única manera que tuvieron los medios de comunicación falaces de menospreciarla fue por mi uso del término 'misión conseguida'", escribió en Twitter.

El mandatario sirio consideró que esto prueba que Rusia y Siria "no solo libran una batalla contra el terrorismo sino también para proteger la ley internacional basada en el respeto a la soberanía de los Estados soberanos y la voluntad de sus pueblos".

"Ayer repelimos la agresión estadounidense con cohetes fabricados en los años 70".

" Vladimir Putin, en particular, destacó que si esas acciones (los ataques de las potencias occidentales), que fueron cometidas en violación de la carta de la ONU, continúan, entonces llevarán inevitablemente a un caos en las relaciones internacionales", afirmó un comunicado oficial ruso, citado por la agencia de noticias DPA.

"Deberíamos unir nuestros esfuerzos para promover un proceso político en Siria que permita una salida a la crisis", aseguró el canciller francés Jean-Yves Le Drian en una entrevista publicada en el periódico Journal du Dimanche.

Países occidentales culpan al gobierno de Siria de un ataque químico en un área controlada por los rebeldes a principios de este mes que mató a más de 40 personas. Tanto Al Assad como Rusia niegan haber utilizado armas químicas.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el domingo que había convencido a Trump, quien previamente dijo que quería sacar a las fuerzas estadounidenses de Siria, de que se quedara "a largo plazo".

Esta afirmación levantó ciertas críticas debido a que, incluso desde el Pentágono, los principales mandos del Ejército concedieron que la operación apenas "cercena" la capacidad del "régimen" sirio de usar armas químicas en un futuro.

Compartir