No se retirarán tropas de Siria hasta cumplir objetivos: Nikki Haley

Compartir

El juego de puños entre Estados Unidos y Rusia por Siria continúa.

A días del ataque que Estados Unidos, Francia y el Reino Unido comandaron sobre Siria por el supuesto uso de armas químicas en medio de la guerra civil por parte del régimen de Bashar al Assad contra ciudadanos, siguen las repercusiones.

El sábado, Trump celebró el éxito del ataque contra tres objetivos en Siria como respuesta al presunto ataque con armas químicas contra civiles en un suburbio de Damasco.

Por su parte, el embajador de Siria en la ONU, Bashar Jaafari, reveló que su país no tendría "otra opción" que defenderse de una agresión militar.

En cualquier caso, sostuvo el general, este ataque que "es dos veces mayor que el de abril de 2017" traslada un claro mensaje al presidente Al Asad y supone una "poderosa muestra de unidad" de la alianza que conforman tres de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La ofensiva occidental en Siria no ha disuadido a las tropas leales a Al-Assad de iniciar un ataque en el norte de la región de Homs.

Cientos de manifestantes protestaron el fin de semana en varios países por los ataques aéreos lanzados por Estados Unidos (EE.UU.) y sus aliados occidentales contra Siria. Moscú convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ante el ataque, que según el dirigente ruso, tuvo una "influencia destructiva en todo el sistema de relaciones internacionales". Rusia tiene fuerzas militares desplegadas en Siria para respaldar a Assad en su combate contra fuerzas rebeldes. Moscú condenó a los Estados occidentales por negarse a esperar los hallazgos de los inspectores antes de atacar. Tanto Rusia como el gobierno sirio recibieron bien la visita de la organización.

Cuando se le preguntó acerca de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, Haley dijo que las relaciones estaban "muy tensas", pero que Estados Unidos todavía confiaba en que la relación mejore. Los asistentes, que ondearon banderas sirias durante el acto convocado bajo el lema "saludo a los logros del ejército árabe sirio", prendieron fuegos artificiales y realizaron disparos de celebración.

Guterres consideró que esta nueva Guerra Fría presenta además el peligro de que las fórmulas que existían hace décadas para gestionar riesgos ya no están presentes por lo que pidió a todos los países que "actúen de manera responsable en estas peligrosas circunstancias".

Compartir