Miles se manifiestan por libertad líderes independentistas — BARCELONA

Compartir

Unas 315.000 personas según la Policía local de Barcelona, más de 750.000 según los organizadores, pidieron este domingo la libertad de los líderes encarcelados preventivamente por el proceso independentista iniciado en Cataluña en 2017, y reclamaron "espacios para el diálogo y la negociación política" para resolver la crisis catalana.

"Necesitan demostrar que hubo violencia pero se la inventan".

"Libertad para los presos políticos", gritaban miles de manifestantes que marchaban por la avenida del Paralelo, en apoyo a los separatistas en prisión preventiva por su papel en el infructuoso intento de secesión del año pasado.

En el ámbito político, la multitudinaria manifestación contó con presencia de los tres principales partidos independentistas (el Partido Demócrata Europeo Catalán, Esquerra Republicana de Cataluña y la Candidatura de Unidad Popular) además de representación de Cataluña en Común, partido que se presenta a las elecciones junto a Podemos.

No es el momento de juicios ni de detenciones, sino de tender puentes y de buscar una solución, afirmó el secretario general de la UGT de Cataluña, Camil Ros.

A juicio del líder de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Doménech, la 'movilización transversal' de este domingo en la capital catalana es el camino para recuperar los derechos y libertades, que se están perdiendo, denunció, por la regresión democrática del Estado español.

No obstante, matizó que "no es una manifestación independentista".

Se les acusa de rebelión, un cargo pasible de 30 años de prisión que implica la noción de alzamiento violento, y a algunos también de malversación de fondos, por la organización del referendo ilegal de independencia del 1 de octubre.

La movilización se produce diez días después de la puesta en libertad bajo fianza del expresidente separatista Carles Puigdemont en Alemania.

La decisión fue un golpe para la justicia española, y el jueves, fiscales españoles entregaron elementos adicionales a sus homólogos alemanes para acreditar la causa por rebelión y lograr así que Puigdemont sea entregado por este cargo.

Al finalizar la marcha, se leyó un manifiesto, así como sendas cartas de Cuixart y Sánchez escritas desde la prisión.

Sánchez ha sido dos veces candidato a presidente de la comunidad autónoma de Cataluña tras las elecciones regionales del 21 de diciembre de 2017, pero el juez Llarena le denegó el permiso de libertad para presentarse a la elección por riesgo de "reiteración delictiva".

De los 25 investigados, son 13 -la mayoría antiguos integrantes del Gobierno catalán responsable del referéndum- los que afrontan una pena mayor al ser procesados por delitos de rebelión y malversación, penados en España con entre 17 y 33 años de cárcel.

Compartir