Hallan en Colombia cuerpos de periodistas ecuatorianos asesinados

Compartir

Poco después de que el presidente Lenín Moreno informara sobre los fallecimientos de estos miembros del equipo del diario El Comercio, que inicialmente fueron secuestrados en la frontera con Colombia, las críticas internacionales no se hicieron esperar.

Además, todavía no ha sido posible dar con el paradero de los cuerpos.

Y por el otro, en el poderío militar de los dos gobiernos para llegar hasta los culpables del asesinato, que podría ser obra de un grupo armado no tan numeroso, que se financia del narcotráfico y que se apartó del proceso de paz de las FARC, liderado por Walter Artízala, Gaucho.

Los captores del periodista Javier Ortega, 32 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60, exigían un canje por tres presos y la rotura de un convenio antidrogas entre ambos países.

Ecuador busca recuperar de inmediato los cuerpos de los periodistas ejecutados en cautiverio mientras va tras los asesinos en una cacería que lanzó junto a Colombia en la frontera.

Por su parte, Venezuela lamentó el terrible hecho, ya que, por medio de un comunicado, la cancillería venezolana señaló que el presidente Nicolás Maduro y su gobierno se solidarizaban con los familiares de las víctimas.

Arízala encabeza la autodenominada disidencia de FARC conocida como Frente Oliver Sinisterra, presunto responsable por el secuestro y asesinato de los periodistas ecuatorianos.

Mónica Mendoza, macro editora de El Comercio, dijo a la AP que "estamos desechos, hay gente que ha tenido que ir al dispensario médico por tranquilizantes, es muy duro, alternamos el trabajo con oraciones, minutos de silencio, canciones en honor de nuestros compañeros caídos".

También hizo un llamado a redoblar esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado en la región.

El documento añadió que "en esta hora de luto y dolor, exigimos Justicia y Protección, así como el fin de la Impunidad, en nombre de los miles de periodistas que a diario arriesgan sus vidas para mantener al público informado".

Hasta la medianoche del viernes un centenar de personas, mucha de ellas con velas en las manos, se concentraron en silencio frente a la casa de gobierno, en el centro de Quito, en una vigilia en homenaje a los muertos. En consecuencia, Tucumán Noticias no se hará responsable de la información publicada, cuando se cite la Fuente de la misma.

Compartir