"Compromiso de Lima" para combatir la corrupción es acogido por Panamá

Compartir

En ese sentido, y para "avanzar en el combate del soborno de funcionarios públicos nacionales y extranjeros", se pidió aplicar de forma efectiva las recomendaciones en ese campo que pide las Naciones Unidas, antes de la celebración de la IX Cumbre de las Américas dentro de tres años.

El gobernante aseguró que Perú "ha asumido el reto de luchar frontalmente contra la corrupción" y recordó que en los meses previos a la cumbre ese país "lideró el proceso de consultas entre los estados de la región, la sociedad civil, los parlamentos, pueblos indígenas y jóvenes para hacer las reformas necesarias para fortalecer la lucha anticorrupción".

La intervención de una treintena de países ocupó toda la mañana y parte de la tarde de este sábado, por lo que el presidente peruano Martín Vizcarra optó por suspender un diálogo privado que sostendrían los gobernantes durante el almuerzo de la Cumbre.

"Proteger el trabajo de los periodistas y personas que investigan casos de corrupción, de manera consistente con las obligaciones y los compromisos internacionales sobre derechos humanos, incluida la libertad de expresión", fue otro de los aspectos subrayados en el documento.

Será el lineamiento principal de una alianza regional contra ese flagelo. "Y una política de tolerancia cero frente a los corruptos", dijo Vizcarra.

Indicó que la lucha contra la corrupción será el lineamiento central de su gobierno, que inició el 23 de marzo pasado tras la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Además de la lucha contra la corrupción, los mandatarios discutieron sobre la situación en Venezuela y un pedido estadounidense para aumentar las sanciones al gobierno de Nicolás Maduro.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ausente de Lima para preparar una respuesta al supuesto uso de armas químicas por el régimen de Bashar al Asad, ordenó atacar varios objetivos sensibles en Siria en coordinación con Francia y Gran Bretaña contando con el apoyo de la OTAN.

"Impulsar la adopción o fortalecimiento de medidas" para permitir "el embargo preventivo, la extinción de dominio y la confiscación de activos producto de la corrupción" también entró en la agenda.

También incluye referencias al financiamiento de los partidos políticos, la transparencia en obras públicas y compras gubernamentales, el intercambio de información y evidencia jurídica entre las fiscalías, la cooperación entre los sectores bancario y judicial y la profundización de iniciativas de recuperación de activos, así como medidas contra el cohecho y soborno internacional.

Consolidar la autonomía e independencia de los órganos de control superior.

Compartir