Lamenta con profundo pesar asesinato periodistas del periódico El Comercio de Ecuador

Compartir

El asesinato del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el chofer Efraín Segarra, secuestrados el 26 de marzo en Mataje, es un hecho sin precedentes en esta nación andina, donde la inseguridad ha tocado a las puertas de la zona fronteriza.

"El mensaje es a todas las ecuatorianas y ecuatorianos y es así: Con profundo pesar, lamento informar que se han cumplido las 12 horas de plazo establecido, no hemos recibido pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas", reveló el mandatario.

Los ecuatorianos despertaron con titulares en las portadas de los diarios impresos relacionados con el duelo nacional y con la ausencia de los tres trabajadores de El Comercio, así como con las imágenes del periodista, el fotógrafo y el conductor junto a frases como "Nos quitaron 3" y "Siempre nos faltarán 3", entre otras.

Por su parte, la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, solicitó "corresponsabilidad" a su par de Colombia, María Angélica Holguín, por la crisis que se suscitó con el secuestro de los tres periodistas.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, insistió en que su gobierno prestó asistencia a Ecuador desde el principio en el caso de secuestro de tres miembros de un equipo periodístico, asesinados después por sus captores.

"Ya comenzamos las operaciones del lado colombiano, como ya empezaron del lado ecuatoriano".

"Nos unimos al reclamo a las autoridades de Ecuador y Colombia para que este nuevo crimen no termine impune", agregó la organización en el documento firmado por su presidente Eduardo Quirós. El país está de luto.

Señaló que dispuso, en coordinación con Colombia, el despliegue de unidades élite y de la policía a la frontera y la reanudación de las operaciones militares en esa zona.

Finalmente ofrecieron dar facilidades para que, una vez que se retiren de la frontera los militares ecuatorianos y colombianos, entregar los cuerpos de los periodistas. Moreno anunció además que Ecuador, como ya había advertido la víspera, lanzó operaciones militares en la porosa y selvática frontera, uno de los puntos estratégicos en la ruta del Pacífico, para transportar cocaína a Centroamérica y Estados Unidos.

El jefe de Estado también anunció que se creará una jurisdicción especializada en crimen organizado, con sede en Quito, con el objetivo de garantizar la seguridad de jueces y fiscales. Moreno dijo que incluyeron al "narcoterrorista alias Guacho" en la lista de los "más buscados de Ecuador" y ofreció una recompensa de 100.000 dólares por información que conduzca a su captura en Ecuador o en Colombia.

Compartir