Confirman la muerte de tres periodistas en Ecuador por las FARC

Compartir

Paúl Rivas, fotógrafo de 45 años, Javier Ortega, periodista de 32 años, y Efraín Segarra, conductor de 60 años, estaban retenidos desde el pasado 26 de marzo "mientras hacían su trabajo, mientras realizaban una cobertura periodística sobre las condiciones de vida de los pobladores que habitan en esta zona, en la que en los últimos meses se han registrado varios atentados con explosivos", dijeron los familiares de los secuestrados. Tras el análisis de las fotografías, Moreno dio un ultimátum de doce horas a los captores para que ofrecieran pruebas de vida.

Su secuestro y asesinato ha sido atribuido, y autorreclamado según comunicados que han llegado a medios colombianos y fundaciones ecuatorianas y están bajo investigación, al grupo "Oliver Sinisterra", liderado por un disidente de las FARC que responde al alias de "Guacho".

Para Escobedo, Tumaco y la zona fronteriza con Ecuador han vivido situaciones de violencia desde que el frente "Oliver Sinisterra" se disputa el control de zonas estratégicas para el narcotráfico con otras disidencias de grupos armados ilegales. Moreno ofreció ayer una gratificación adicional de 100 mil dólares.

Tras confirmarse la muerte del equipo informativo en poder de las disidencias de alias Guacho, la ONU hizo un llamado "para la intervención inmediata de las autoridades competentes para que investiguen de manera expedita los acontecimientos".

Este viernes, Santos envió a Quito a su ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, junto a las máximas autoridades militares y policiales.

"En los últimos días, por cuestiones humanitarias, las operaciones del lado colombiano fueron reducidas. Esta es una lucha que tiene que continuar", agregó.

- El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), y dirigente de la Federación de Periodistas para América Latina y el Caribe (FEPALC), José Beato, calificó como un hecho salvaje y desafiante para el gobierno del Ecuador el asesinato de tres trabajadores de la prensa del periódico El Comercio de ese país. Según esta versión de la organización insurgente, ante el intento de rescate por la "vía militar" fueron estos gobiernos los que produjeron "la muerte de los dos periodistas y el conductor".

Moreno confirmó además que comenzó el proceso de localización y repatriación de los cuerpos.

Compartir