Soñaba con ser doctora y la mataron por la mochila

Compartir

Tres menores de edad se encuentran detenidos desde anoche, acusados por matar de una puñalada a una chica de 19 años mientras intentaban robarle su mochila.

Además de un breve contacto con la prensa que mantuvo esta mañana en la puerta de la casa velatoria situada en Mitre al 300, de Bahía Blanca, Eduardo Aníbal Bustos publicó una carta en el muro de Facebook del presidente Mauricio Macri, en la que manifestó: "Hoy señor presidente, pasé a ser parte de la dolorosa realidad".

"Hoy señor presidente, señora ministra de seguridad, gobernadora y todos los que viven opulentamente con nuestros impuestos, fallaron en proteger una vida de una excelentísima persona, amiga, hija y estudiante", expresa con bronca.

La fiscal del Fuero Penal en lo Juvenil del Departamento Judicial de Bahía Blanca, Betina Úngaro, que intervino en el hecho, confirmó que "quedó establecido que la joven fallece a partir de una lesión con un arma blanca, se aprehendió en el sector a tres chicos y en cercanías estaban tiradas la mochila y un arma que se presume fue usada en el hecho".

La joven, de 19 años, murió cuando volvía a la casa de su mamá en la zona sudeste de Bahía Blanca. Sus gritos de dolor alertaron a los vecinos que bajaron a ayudarla, pero no pudieron evitar el trágico final. Después de asegurar que su "llanto no para" y le "duelen los ojos" por el crimen de Agustina, acuchillada por "tres drogadictos" advierte: que "un asesino ya camina de nuevo por donde ultimó a mi hija".

La Policía comenzó un operativo de búsqueda de los agresores y en base adiversos testimonios se dirigieron a un descampado en las calles Piedrabuena y Avenida Arias, donde hallaron escondidos a tres adolescentes de 14, 15 y 17 años. "Les secuestramos un cuchillo (tipo serrucho) con manchas de sangre y cabellos que serán sometidos a pericias", informó el comisario Claudio Petrizan, flamante Jefe Departamental de Policía. En señal de duelo, el departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad del Sur, donde estudiaba Agustina suspendió el pasado miércoles las clases.

Los vecinos aseguraron que la ambulancia tardó 45 minutos en llegar.

Compartir