Habían recomendado internar a Nikolas Cruz por salud mental

Compartir

Cruz, de 18 años, uno menos que su hermano Nikolas, quien debe responder ante la justicia por la muerte de 17 personas, dijo que había entrado en la escuela "para reflexionar sobre el tiroteo y empaparse" de lo que ocurrió el 14 de febrero, según la Oficina del Alguacil.

La razón por la que estaba allí, según el informe, fue que "entró ilegalmente a la propiedad de la escuela para 'reflexionar sobre el tiroteo'" y tratar de entenderlo.

Tras la matanza, Zachary recibió ayuda psiquiátrica, según el diario, que informa de que le dijo a los investigadores: "No quiero seguir vivo, no quiero tener que hacer frente a todo esto".

La Oficina del Alguacil del condado de Broward indicó este lunes que las cámaras de seguridad grabaron a Zachary cuando "traspasó todas las puertas y entradas cerradas y circuló con su patinete por el recinto de la escuela", según los canales de televisión de Miami.

Documentos del caso revelan que por más de un año ante los empleados de la escuela y un subjefe de la policía recomendaron en septiembre de 2016 que Cruz fuera internado a la fuerza para una evaluación médica.

Tiroteo en Parkland
La mujer llamó hasta tres oportunidades a la Policía para advertir sobre los comportamientos de los jóvenes

Aunque Cruz se declaró "en silencio" ante los cargos que se le imputan, la jueza Elizabeth Scherer registró la declaración de "no culpable" en su nombre.

Una vez en el interior de uno de los edificios de clases sacó el arma y comenzó a disparar indiscriminadamente.

El joven fue acusado de 17 cargos por homicidio premeditado.

Él y Zachary, al que se vio llorando en la audiencia a la que compareció Nikolas el pasado 14 de marzo, son hermanos adoptivos. El padre de la familia murió en 2004 y la madre falleció en noviembre de 2017.

Los fiscales anunciaron que buscarán la pena de muerte contra Nikolas Cruz.

Compartir