El cambio climático generará 143 millones de migrantes en 2050

Compartir

Los migrantes climáticos, que huyen de una agricultura devastada, de la falta de agua dulce o del aumento del nivel del mar, podrían ser 143 millones en 2050, según un estudio elaborado por el Banco Mundial.

El reporte, divulgado el lunes, dice que el número de "migrantes climáticos" llegaría a 86 millones de personas en África Subsahariana, 40 millones en el sur de Asia y unos 17 millones en América Latina, si no se toman medidas ya en el corto plazo.

'Cada día el cambio climático se convierte en una amenaza económica, social y existencial más fuerte', señaló la vicedirectora el organismo multilateral, Kristalina Georgieva, al presentar el estudio.

El informe es catalogado por el grupo del Banco Mundial como el mayor estudio sobre los impactos climáticos y su relación con la migración en el mundo.

Estos migrantes climáticos se sumarán a los millones de personas que ya están moviéndose dentro de sus países por razones económicas, políticas o sociales, agregó el informe.

El informe de 256 páginas realizó tres estudios de caso.

Finalmente, el estudio del BM se concentra en México y América Central, donde podría haber entre 1.4 y 2.1 millones de migrantes a causa del cambio climático, que se desplazarían hacia las zonas que ya son más densamente pobladas.

El cambio climático causaría una catástrofe migratoria
El cambio climático provocará la migración masiva de personas dentro de sus propios países: BM

Otro caso es el de Etiopía, que podría experimentar un crecimiento demográfico de hasta 85% en este período, y donde las migraciones aumentarán exponencialmente a causa de las caídas de las cosechas.

De acuerdo a los expertos del BM la región de México y América Central "potencialmente enfrentaría un dramático aumento y la migración por cuestiones climáticas a fines de siglo" fundamentalmente por el agravamiento en la disponibilidad de agua.

En ese escenario, las zonas receptoras de parte importante de ese movimiento migratorio serían "el altiplano central de México y las tierras altas de Guatemala".

John Roome, director para el cambio climático del Banco Mundial, dijo que "sabemos que la migración causada por el clima será una realidad, pero no tiene que ser una crisis siempre y cuando actuemos ahora y actuemos de manera decidida".

Sin embargo, los especialistas aseguran que el número de desplazados podría reducirse hasta un 80% si hay voluntad política para evitar lo que podría convertirse en otra "crisis humanitaria".

Entre las medidas paliativas o retroactivas de este fenómeno el estudio destaca la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero, aumento de las inversiones para comprender el proceso de la migración interna y la integración de las comunidades desplazadas a planes de desarrollo.

Compartir