Monseñor Aguer justificó el dinero del Gobierno a la Iglesia Católica

Compartir

Héctor Aguer, pidió "encarecidamente" a los católicos participar de la Marcha por la Vida, agendada para el domingo 25 de marzo en Buenos Aires, y explicó "por qué" los católicos defendemos la vida desde la concepción.

A través de un comunicado, Aguer destacó que "nosotros defendemos la vida y luchamos, especialmente, para que se reconozca la cualidad plenamente humana del embrión, del feto, del niño por nacer". El arzobispo añadió que hay evidencias científicas "indiscutibles", y que el propio Jesucristo fue "un niño por nacer". "Creo no cometer una salvajada si digo que la mayoría de la corporación periodística hace campaña a favor del aborto". "Fue un feto parido virginalmente por la Virgen María", sostuvo. "Esto supone también que el Estado en lugar de legalizar el aborto, en lugar de despenalizarlo totalmente, lo que debe hacer es ayudar para que los niños nazcan y puedan ser criados y educados como deben serlo".

También criticó lo que consideró un "pansexualismo general", que lleva a los menores a tener falta de criterio y empezar con las relaciones sexuales "desde muy chicos, desde la primera adolescencia". "Es preciso ayudar a que se formen integralmente, y reconozcan que el acto sexual tiene un doble significado, unitivo y procreativo", declaró el Arzobispo de La Plata. Pero... lo hizo con unas polémicas afirmaciones respecto a las limosnas que se recaudan de las misas. Además, en el Tedeum del 25 de mayo de 2017, tildó de "mágico" el número de 30 mil desaparecidos de la última dictadura militar ante la gobernadora María Eugenia Vidal. "Ostenta delicadamente, paso a paso, la naturalidad de lo antinatural", subrayó en el Diario El Día platense.

Esta vez, la movilización partirá a las 15 horas desde Plaza Italia hasta la Facultad de Derecho, en Capital Federal.

Compartir