Tormentas magnéticas son diferentes a tormentas solares

Compartir

Una corriente de viento solar llegará este miércoles a la Tierra, fenómeno que posiblemente provoque afectaciones en las telecomunicaciones e incluso efectos naturales como auroras boreales, informó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según el instituto científico, este 17 de marzo la magnestosfera va a estar en calma, pero tres días antes de la mencionada tormenta, 14,15 y 16 marzo, se podrían experimentar alteraciones geomagnéticas.

De acuerdo con un comunicado de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés), la clasificación de dicha tormenta solar es G1 (menor). Si estuviéramos hablando de una tormenta solar intensa sí tendríamos que tener los focos amarillos prendidos, pero estas tormentas son las que no podemos predecir todavía.

Explicó que las tormentas magnéticas como la que ocurrirá este 14 y 15 de marzo, se producen a partir de hoyos coronales en la superficie del sol, donde emergen partículas conocidas como viento solar y que al girar el Sol sobre su propio eje, arrojan las partículas a la Tierra casi cada 27 días.

En este caso, la estructura se formó hace 27 días, el tiempo que tardó en llegar a la Tierra.

La tormenta magnética que iniciará mañana es un fenómeno común que ocurre cada Ciclo Solar: Cada 11 años se presentan alrededor de 300 eventos, indicaron académicos del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM en conferencia de prensa.

El registro de este tipo de tormentas, agregó el titular del Servicio de Clima Espacial, es en realidad un recordatorio de que debemos estar preparados para las tormentas solares, donde la última generó importantes apagones de energía en una época donde no había teléfonos celulares, telecomunicaciones, servicios de geolocalización, entre otros.

Añadió que el Lance trabaja con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), en un manual de gestión de riesgo de desastres de clima espacial.

Este tema tiene tal importancia, que inclusive la Organización de las Naciones Unidas lo considera como uno sus proyectos prioritarios de colaboración internacional.

Compartir