Exiliado ruso aparece muerto en Londres en circunstancias inexplicadas

Compartir

El empresario ruso Nikola Glushlov, exiliado en Reino Unido fue hallado muerto en su casa de Londres, informó el periódico The Guardian.

En declaraciones a The Guardian, Glushkov dijo que era extremadamente escéptico de que Berezovsky, que fue encontrado ahorcado en un baño, muriera por causas naturales.

El antiguo agente de la inteligencia militar rusa, captado por el MI6 británico en los años 90, y su hija, Yulia, fueron expuestos a un agente nervioso de naturaleza militar que les ha dejado en estado crítico.

"La muerte se está tratando en estos momentos como inexplicada", señala un comunicado de la policía, que destaca que se están tomando medidas especiales en la investigación debido a "las asociaciones que se piensa que el hombre tenía".

En plena escalada diplomática entre Londres y Moscú por el intento de asesinato de un exespía ruso en la ciudad inglesa de Salisbury, este martes se conoció la muerte de Nikolai Glushkov, de 69 años, exdirectivo de la aerolínea rusa Aeroflot.

En 1999, cuando Berezovsky se enemistó con Vladimir Putin y huyó al Reino Unido, Glushkov fue acusado de lavado de dinero y fraude y estuvo cinco años en la cárcel y fue liberado en 2004.

Berezovski desapareció de la vida pública y en marzo de 2013 se localizó su cadáver en la vivienda de su exmujer en Berkshire.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha indicado que es "altamente probable" que el Kremlin esté detrás de ese ataque y ha avanzado que impondrá un amplio rango de medidas contra Rusia si confirma sus sospechas.

-Reino Unido amenaza a Rusia por exespía: "Tienen 36 horas".

Compartir