Descubren una galaxia intacta desde el comienzo del Universo

Compartir

El telescopio espacial Hubble ha logrado captar una instantánea increíble: dos galaxias colisionando. Eso es lo que han encontrado ayer los investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y la Universidad de La Laguna (ULL). Tendrán que pasar millones de años hasta que sus núcleos se unan definitivamente, y, eventualmente, acaben formando una única galaxia. Los resultados de esta investigación se publican en la revista Nature. De acuerdo a un comunicado oficial de la NASA, debido a que las galaxias no son islas de estrellas estáticas, son muy cambiantes y dinámicas, por lo que se mueven de forma constante e incluso, como se ve en la imagen, pueden colisionar.

Las fusiones de galaxias no son un hecho extraordinario en nuestro universo. Existen dos tipos de poblaciones de cúmulos globulares: los rojos, que nacen con las galaxias masivas, se encuentran cerca de su centro y tienen un alto contenido de elementos más pesados que el Helio; y los azules con menor porcentaje metálico y que se encuentran alrededor de las galaxias masivas como consecuencia de haber absorbido otras galaxias más pequeñas. Desde entonces, se ha mantenido inalterada.

Con esta información los astrónomos también ratificaron que cuando ésta galaxia nació creaba 1.000 estrellas al año, mientras que, por sus características, la Vía Láctea forma, en la actualidad, solo una estrella al año.

NGC 1277 está compuesta por un millón de millones de cuerpos celestes y recibe su nombre del Nuevo Catálogo General de Nebulosas y Cúmulos de Estrellas. Los astrónomos afirman que la Vía Láctea se fusionará con la vecina galaxia de Andrómeda dentro de unos 4000 millones de años.

Los autores planean pedir más tiempo el Telescopio Hubble, y a su sucesor, el Telescopio Espacial James Webb, para observar los sistemas de cúmulos globulares de más galaxias reliquias.

Compartir