Oscar Parrilli dijo que el Gobierno planea detenerlo

Compartir

El ex secretario general de la Presidencia y ex jefe de Inteligencia, Oscar Parrilli, presentó ayer un recurso de hábeas corpus para evitar ir preso luego de que circulara una versión que indicaba que el juez federal Claudio Bonadio evaluaba ordenar su detención. Está acusado del delito de encubrimiento agravado y abuso de autoridad mediante la firma del memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán.

Los abogados de Parrilli presentaron un escrito de diez páginas en el que citaron una nota del diario Ámbito Financiero que habla de que Bonadio "revería la situación de algunos procesados que están sin prisión preventiva" en la causa, como el caso del exjefe de la AFI, entre otros.

Las polémicas declaraciones del ex funcionario se dieron luego de que sus abogados confirmaran la presentación de un "habeas corpus preventivo" ante la posibilidad de que se disponga su arresto.

Parrilli indicó que "las acciones que describimos en el escrito (presentado a la Justicia) tienden a privarme de mi libertad" e indicó que esto forma parte de un plan para desviar la atención a temas como el precio del dólar, las reservas internacionales, el conflicto paritario, la inflación.

Pero, además, se encuentran detenidos el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini; el dirigente de la comunidad Jorge Khalil; el dirigente social Luis D Elía; y el ex titular de Quebracho Fernando Esteche.

Denunció que desde el Gobierno nacional "han puesto en marcha el plan presos políticos 2: yo no soy el único, antes del Mundial buscan detener a sindicalistas, políticos opositores, entre los que estoy yo, y empresarios", advirtió.

Bonadio tiene a su cargo la causa por el supuesto encubrimiento de los ciudadanos iraníes acusados por el atentado a la AMIA que se originó en la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Compartir