La bandera "más grande del mundo" que desplegó Bolivia

Compartir

Igualmente, saludó a todos por ese compromiso patriótico, para que Bolivia vuelva al mundo, porque una salida al mar significa conectar el país con el resto del planeta, como dijera el canciller Fernando Huanacuni.

La presencia del mandatario tuvo menos relevancia que otras anteriores y solo estuvo en la ceremonia oficial, pues no asistió a una recepción que la saliente mandataria chilena, Michelle Bachelet, ofreció el sábado a las delegaciones que acudieron a la investidura, ni a un almuerzo con el que Piñera agasajó hoy a los visitantes.

Morales señaló que hay temas que "no vamos a manejar públicamente" y que los periodistas tienen que "estar con mucho cuidado" y pensar por Bolivia.

Tras asistir al cambio de mando en Santiago, dijo que 'nunca ha sido mi intención ofender' al pueblo chileno y pidió disculpas.

"Debemos asumir la responsabilidad histórica de crear alternativas mutuamente".

Asimismo, instó a escuchar las voces que reclaman unidad y apertura para superar las diferencias y no así aquellas que quieren "convertirnos en enemigos". "Necesitamos estar por sobre los intereses mezquinos que las provocaron".

Igualmente ofreció la "mano de la fraternidad" e integración a Chile, para superar el diferendo marítimo que involucra a ambos países.

Entre el 19 y 28 de marzo, Bolivia y Chile defenderán sus argumentos en las audiencias orales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya que constituye una de las últimas etapas de litigio antes de la sentencia de la corte, que se espera para fines de este año. "Estamos convencidos de que este acceso al mar será de gran beneficio para todos nuestros pueblos".

García Linera, en entrevista con la agencia cubana Prensa Latina y difundida por el canal estatal Bolivia TV, manifestó que esa injusticia está presente en los bolivianos pese a los años, por lo que la demanda de retornar al mar con soberanía no desaparecerá nunca, aunque Chile apostó por el olvido, "cada vez es más fuerte, y más fuerte y más fuerte".

También se refirió al proceso judicial que enfrenta a ambos países en La Haya.

Compartir