Drogaba a bebés de la guardería para ir a hacer crossfit

Compartir

- Este viernes fue sentenciada a 21 años de cárcel una mujer tras comprobársele que drogaba a niños en un centro de cuidado infantil de la cual ella era la encargada. Su mayor responsabilidad era que estaba a cargo de una guardería de niños de entre 6 meses y 4 años, a los que habitualmente solía abandonarlos para ir a entrenar.

January Neatherlin tenía un jardín maternal llamado "Little Giggles" en Bend Oregon, Estados Unidos. Al término, regresaba a Little Giggles Daycare.

Según las denuncias que llevaron este caso a los tribunales, Neatherlin acostumbraba a ganarse la confianza de los padres que dejaban a los nenes bajo su cuidado, pero entre el mediodía y la tarde abandonaba a los chiquitos e iba a Tan Republic, el gimnasio en el que se abocaba a su entrenamiento y al moldeado de su cuerpo.

Con el fin de que los menores no despertaran y se hicieran daños al estar solos en casa, la mujer les administraba melatonina, la hormona que facilita el sueño que si bien no ha mostrado tener efectos adversos en bebés, puede tener reacciones con otras condiciones y tratamientos, así como perturbar el ciclo natural de sueño de los niñitos.

Neatherlin tenía una conducta a buscar conseguir lo que quería a como diera lugar, y para ello a veces cayó en actos criminales, por los que tenía antecedentes penales que ocultó a los padres de familia que, ingenuos ante sus mentiras, le confiaban el bienestar de sus hijos. La sentencia del jurado fue de 21 años y 4 meses en prisión a pesar que la fiscalía había solicitado la pena de 35 años.

La acusada, de 32 años de edad, administró la guardería durante cuatro años y mintió a los padres de los niños al decirles que tenía un título de enfermería.

Compartir