Alumno de secundaría apunta con un arma a sus compañeros en Chiapas

Compartir

El pasado 6 de marzo, un joven de segundo de secundaria del Centro de Educación Básica del estado de Chiapas, Belisario Domínguez, amenazó a sus compañeros con un arma de fuego y todo quedó captado en video.

"¡La fusca profe!", es el primer grito que se escucha en la grabación, lo que provocó que muchos adolescentes se tiraran al piso y otros salieran asustados del salón de clases. "¡A la ver.!", grita otro chico. "Ya güey", suelta uno más.

No obstante, en la grabación se muestra a los alumnos cubriéndose del joven que dispara y grita, mientras se comenta que el arma "es de balines".

Inicialmente se había dicho que el adolescente había amenazado con el arma de fuego, a una maestra, pero cuando se dio a concer el video, se supo lo que en realidad pasó.

Y es que el director dijo que hubo "una confusión en relación a un percance ocurrido con uno de sus estudiantes que intentó introducir a la escuela un celular escondido entre su ropa y quien, al momento de querer ser revisado por el vigilante, se molestó pero que fue un hecho que no pasó a mayores".

A lo que respecta al director de la institución, Mario Orlando Paredes Aguilar, declaró que no hubo ningún incidente con un arma de fuego en contra de ningún docente y según él, el mismo día de la supuesta amenaza, llegaron elementos policiacos a las instituciones para realizar una revisión y así poder encontrar el arma implicada, la cual no se encontró ya que nunca sucedieron dichos hechos.

Asimismo, dijo que solicitará a las autoridades respectivas que accionen de nueva cuenta el operativo "Mochila Segura" para dejar más tranquilos a los padres de familia, a quienes también pidió que se sumen "a esta importante tarea" y estén más pendientes para que sus hijos no lleven artículos que no correspondan a las actividades escolares.

Pero los estudiantes del CEBCH indicaron que no es la primera vez que su compañero llevaba un arma consigo a la escuela, por lo que padres y madres de familia exigieron a los directivos expulsar al adolescente, pues según lo argumentan su estancia en ese centro educativo pone en riesgo la seguridad de los demás alumnos.

Compartir